Qué les mueve a estos de Podemos en su aquelarre de maldades, por Rey Viñas (SINOPSIS)

Podemitas, nueva secta a la vista.
Podemitas, nueva secta a la vista.

Alguna explicación tiene que existir: sea porque estén imbuido por una extraña secta; sea porque se deben a poderes ocultos; sea porque padecen algún fallo psíquico; sea porque están abducidos por extraterrestres y son víctimas de algún mal experimento, sea por lo que sea, tanta aberración, tan macabra forma de ser y actuar, tanto descarrío del comportamiento lógico en el que estamos formados, tiene, forzosamente que deberse a razones escalofriantes.

 

¿Qué les mueve a estos de Podemos y a toda su cohorte en este aquelarre de maldades? ¿Por qué esta siniestra misa satánica?. ¿Para qué?. ¿A cambio de qué?. ¿Por qué?. ¿Absolutamente desquiciados? ¿Belcebú y sus hijos?.

Rey Viñas Rey Viñas

El enaltecimiento del odio y la demagogia que pagaremos muy caro, por Silvia

las-falsas-dicotomias-tambien-son-demagogia

Los candidatos demagogos no se imponen por su programa político o por sus propuestas.., sino que son elegidos por lograr incentivar algún tipo de sentimiento en las personas. Esta elección, por lo tanto, no es racional.

Gente de mala calidad. Ilustración de Linda Galmor
Gente de mala calidad. Ilustración de Linda Galmor

Atraen las decisiones de los demás hacia los intereses propios utilizando falacias o mentiras. La manipulación de la información, los datos fuera de contexto y las falsas dicotomías también son demagogia.

 
Algunos, además de demagogos e irracionales, también practican el cinismo y el enaltecimiento del odio , desligándose de la humanidad.., ésa con que se les llena la boca..

silvia-con-telefono Silvia Gutierréz Oria

Pablo Echenique, el Six million euros, definitivo: Él los cumplió gracias a España

pablo-echenique-definitivo

Rafael Gómez de Marcos Rafael Gómez de Marcos

Echenique, los maños le darán caña, por Curro De Utrilla y sus ripiejos

Cómo siga diciendo tonterías acabará en el pilón. Ilustración de Linda Galmor
Cómo siga diciendo tonterías acabará en el pilón. Ilustración de Linda Galmor

Esto de la sedición
y de la soberanía
es la postrera manía
de Echeminga, el muy felón.
Lo quiere para Aragón,
que es la “región mas famosa”,
por su lealtad honrosa,
de todas las de mi España.
Los maños le darán caña,
pondrá silla en polvorosa.

Curro De Utrilla Curro De Utrilla

(III) La insoportable vecindad de los podemitas. El peligroso espectáculo callejero de la tensión social

los bilduetarras en la calle

Cada vez que le veo cambio de acera, pero hoy me ha sorprendido. Su presencia me incomoda desde que la última vez que hablamos. No hará un mes. Me justificó los asesinatos de los terroristas con palabras vacías, de sectario comunista. Se llama Antonio. Cuarenta y tantos. Profesor de Instituto, funcionario. En la calle luce la sucia estética de aversión a la ducha y el peine, con lo que muestra un trasnochado porte de amargura social, de falsa pobreza aliñada con un semblante cariacontecido y sin afeitar.

Esta mañana no le he podido esquivar. Me ha pillado de espaldas, en la frutería del mercado, mientras esperaba que Rocío, una de nuestras vecinas mayores, acabara su compra y su diálogo, también las risas, que comparte habitualmente con Felipe, el frutero. Hablan los dos del coleta al que anoche han visto en la tele y su diálogo no tiene desperdicio.

“Y medio kilo de esas peritas…. pero, ya te digo, que me parece mas falso que Judas. Un embaucador de serpientes….”

Justo aquí Antonio aparece en tromba, chillando en defensa de Podemos, el Iglesias ese de la coleta, y de paso del terrorismo etarra y la lucha armada de los pueblos indígenas contra los conquistadores españoles. Así, en popurrí y sin anestesia. Y acaba su perorata con estas palabras:

” … y cuidado que yo le he votado. Y tened en cuenta que vamos a ganar. Lo presentí  el otro día en la mani. Uña y carne, todos, por la libertad de los oprimidos”.

proetarras en la calle

Y un servidor recuerda las fotos de la mani esa de la uña y carne a su paso por la Puerta del Sol con banderas proetarras en las que ahora me fijo y le distingo embozado con pasamontañas negro.

Por eso, desde hoy, mi vecino Antonio, el de las mareas verdes, el funcionario y feliz votante de Podemos, me representa la perfecta idiocia porque no le falta ningún detalle de la  tensión social que crece en España a golpe de los acosos callejeros, como el que acaba de cometer con mi vecina Rocío. Y por supuesto que no me vuelve a aparecer por la espalda.

858 muertos y mas de 300 asesinatos sin resolver frente al espejo…

Me he extrañado ante el espejo estas dos últimas mañanas. Me he visto 858 muertos mas viejo. Los ejecutados por ETA a los que no conocí. Las dianas de ese “conflicto” que enuncian miles de seres humanos de  tuétano independentista y cerebelo con fronteras envuelto con la ikurriña para regalo .

Y los mas de trescientos asesinatos sin resolver marcan en negro mis ojeras.., y claro está, que sin ser un experto en terrorismo lo que me toca  es quitarme ahora, de los pómulos, la barbilla y los ojos, esas cicatrices interiores que el azogue me devuelve con el rojo de la sangre.

Conocí por mi trabajo,  en los noventa, la desgracia y la ruina de algunos de los empresarios  vascos sometidos al impuesto revolucionario. Eran años en los que, el juez señero, numero uno de Jueces para la Democracia, Juan Antonio Belloch perseguía, con férrea actitud, y una lectura pausada del código penal, el delito de pagar a los terroristas. La política, entonces, subrayaba la importancia delictiva de la colaboración con banda armada.

algunos-de-los-trescientos-asesinatos-de-eta-sin-resolver

Aquellas pobres investigaciones, de reportero en prácticas, no me llevaron al Bar Faisán, que ahora todos sabemos formaba ya entonces parte de la trama. Por ello no me extraña que hoy, este espejo de la memoria solo me devuelva arrugas de incomprensión que altaneras, demuestran  ese cambio injusto e inverso que ha tenido el delito en relación con mi cara.

Si que tuve el honor de conocer a algunos de los familiares de las víctimas. A los padres y la hermana de Miguel Ángel Blanco, a los que acompañé en su casa aquella noche en los que millones de españoles creímos que el joven concejal podía aparecer con vida. A la hermana de Joseba, la bella y fuerte Maite Pagazaurtundúa, puntal del razonamiento y la inteligencia emocional. Y a Rubén Múgica, prometedor abogado que, como es lógico, nunca podrá olvidar la memoria de su padre.

He visto también  algunos de los escenarios del crimen. Todavía la sangre en los azulejos y las declaraciones  frías, indolentes y cobardes de los vascos. Pero sobre todo, he tenido miedo. El espejo me lo recuerda. He sufrido antes, y después, de mirar en los bajos de mi coche, en Hondarribia, San Sebastián,  Ordicia, Tolosa , en esa plaza de Andoaín muy cerca del horror, y en la mayoría de los bares de Bilbao donde hablar, y opinar, significa y marca el  pecado social. Qué miedo.

Mañana no me atreveré a afeitarme ante el espejo. Estoy seguro. Tras las ¡declaraciones de podemitas, el PNV y los bilduetarras respecto a las últimas detenciones en Francia y el llamado proceso de paz con montones de ramos de flores en las mesas de los negociadores. Pétalos de cuchillo y un aroma que no tapará el tufo de las declaraciones vacías que hoy esgrimen muchos contra las víctimas del terrorismo.

Desde el fondo del espejo, los ideólogos, expertos y concienciados me dan miedo. Están ahí, señalando y mofándose de cada una de las arrugas que la incomprensión dibuja en mi rostro apenado.