Una noche con Paul Eluard y Fréderic Chopin, por Mercedes Ibañez

paul-eluard
PAUL ELUARD (Saint-Denis, 14 de diciembre de 1895 – 18 de noviembre de 1952).

“Necesitamos pocas palabras para expresar lo esencial; necesitamos todas las palabras para hacerlo real”

Paul Eluard

Es sentimiento, es estado de ánimo… yo diría que en algunos momentos de la vida y para algunos es actitud. Está ahí y y es difícil escapar de ella…esta noche…o mañana… tal vez nunca para el que no sepa reconocerla, asumirla, superarla y ¿por qué no?. dejarse llevar por ella. La tristeza. Confieso que ha pasado por mi vida de muchas maneras: suavemente, desgarradoramente…, y la he sentido y me ha invadido y la he asumido y la he superado.
Ha sido amada por poetas y músicos, por hombres y mujeres… ¡por algo será!.

chopin
FREDERIC CHOPIN

Esta noche un recuerdo a PAUL ELOUARD poeta surrealista francés en el aniversario de su muerte, con la música de uno de los más importantes representantes del romanticismo: el polaco FREDERIC CHOPIN.

Adiós tristeza.
Buenos días tristeza.
Estás inscrita en las líneas del techo.
Estás inscrita en los ojos que amo.
Tú no eres exactamente la miseria,
pues los más pobres labios te denuncian
por una sonrisa.
Buenos días tristeza.
Amor de los cuerpos amables,
potencia del amor ,
cuya amabilidad surge
como un monstruo incorpóreo.
Cabeza sin punta,
tristeza bello rostro.

Con ellos os deseo un buen fin de semana a todos.¡Buen descanso y buenos sueños!

mercedes-ibanez-huete Mercedes Ibáñez Huete

Esta noche, Fiódor Dostoyevski. Las citas para el alma de Mercedes

fiodor-dostoyevski
Fiódor Dostoyevski (11 de Noviembre 1821-28 de Enero 1881)

El individualismo, el aislamiento del hombre es uno de las terribles plagas que nos asolan en pleno siglo XXI.
No pensar en los demás,la necesidad acuciante de acaparar bienes, el no tener vida privada sacrificando hasta la estabilidad de nuestra familia, el mas, mas, cada vez mas….No disfrutar de los logros de los que nos rodean… Ese “encerrarse en uno mismo”…En fin, en esas estamos y mi naturaleza pesimista y un poco fatalista…!que le voy a hacer!, tiene pocas esperanzas de que esto cambie, de que nos volvamos mas abiertos, mas solidarios, mas humanos.


Esta noche recordamos a Fiódor Dostoyevski  en el aniversario de su nacimiento en 1821.Lo hacemos con un pequeño fragmento de “Los hermanos Karamazov”, una de sus obras mas conocidas.


los-hermanos-karamazov-pelicula

“….Si, el aislamiento humano.Hoy reina en todas partes y no ha llegado aún la hora de su fin. Hoy todos aspiran a separar su personalidad de las demás personalidades, gozar individualmente de la plenitud de la vida. Sin embargo, los esfuerzos de los hombres, lejos de alcanzar sus fines, conducen a un suicidio total, ya que, en vez de conseguir la plena afirmación de su personalidad, los seres humanos caen en la soledad más completa. En nuestro siglo, todos los hombres se han fraccionado en unidades. Cada cual se aísla en su agujero, se aparta de los demás, se oculta con sus bienes, se aleja de sus semejantes y aleja a sus semejantes. Amasa riquezas él sólo, se felicita de su poder y de su opulencia, y el insensato ignora que cuantas más riquezas reúne, más se hunde en una impotencia fatal. Porque se ha habituado a contar sólo consigo mismo y se ha desligado de la colectividad; se ha acostumbrado a no creer en la ayuda mutua, ni en su prójimo, ni en la humanidad, y tiembla ante la sola idea de perder su fortuna y los derechos que ésta le otorga. Hoy el espíritu humano empieza a perder de vista en todas partes, cosa ridícula, que la verdadera garantía del individuo radica no en su esfuerzo personal aislado, sino en su solidaridad. Este terrible aislamiento terminará algún día, y entonces todos los hombres comprenderán que su separación es contraria a todas las leyes de la naturaleza, y se asombrarán de haber permanecido tanto tiempo en las tinieblas, sin ver la luz”.

Os deseo un buen fin de semana y una buena noche.

los-hermanos-karamazov Mercedes Ibáñez Huete

 

Las citas para el alma de Mercedes: A Valle Inclán…

ramon-maria-del-valle-inclan
RAMON MARIA DEL VALLE INCLAN (Villanueva de Arosa, 28 de octubre de 1866 – Santiago de Compostela, 5 de enero de 1936)

La “Sonata de Otoño” fue el primer fragmento de las Memorias del Marqués de Bradomín que apareció como libro , en 1902 .
El Marqués de Bradomín, un “Don Juan, feo, católico y sentimental” como lo califica el propio Valle Inclán, está enamoradísimo de su prima Concha, una mujer casada,enfermiza, delicada y frágil , una princesa de cuento de hadas en su torre de marfil. Concha también es una amante enamorada de su primo, que incluso enferma y con semblante mortuorio cede ante la lujuria y la pasión.La muerte de una mujer hermosa es el tema más poético del mundo, y sin duda el mejor narrador para este tema es el amante .

Hoy aniversario del nacimiento de este dramaturgo, poeta y novelista español, que formó parte de la corriente literaria denominada modernismo en España, recordemos un delicioso fragmento de esta “Sonata de otoño”.

su-prima-concha

SONATA DE OTOÑO (Fragmento)

Yo sentí toda la noche a mi lado aquel pobre cuerpo donde la
fiebre ardía, como una luz sepulcral en vaso de porcelana tenue
y blanco. La cabeza descansaba sobre la almohada, envuelta
en una ola de cabellos negros que aumentaban la mate lividez
del rostro, y su boca sin color, sus mejillas dolientes, sus sienes
maceradas, sus párpados de cera velando los ojos en las cuencas
descarnadas y violáceas, le daban la apariencia espiritual de
una santa muy bella consumida por la penitencia y el ayuno.
El cuello florecía de los hombros como un lirio enfermo, los
senos eran dos rosas blancas aromando un altar, y los brazos,
de una esbeltez delicada y frágil, parecían las asas del ánfora
rodeando su cabeza. Apoyado en las almohadas, la miraba dormir
rendida y sudorosa. Ya había cantado el gallo dos veces, y la
claridad blanquecina del alba penetraba por los balcones cerrados.
En el techo las sombras seguían el parpadeo de las bujías,
que habiendo ardido toda la noche se apagaban consumidas
en los candelabros de plata. Cerca de la cama, sobre un sillón,
estaba mi capote de cazador, húmedo por la lluvia, y esparcidas
encima aquellas yerbas de virtud oculta, solamente conocida por
la pobre loca del molino. Me levanté en silencio y fui por ellas.
Con un extraño sentimiento, mezcla de superstición y de ironía,
escondí el místico manojo entre las almohadas de Concha, sin
despertarla. Me acosté, puse los labios sobre su olorosa cabellera
e insensiblemente me quedé dormido. Durante mucho tiempo
flotó en mis sueños la visión nebulosa de aquel día, con un vago
sabor de lágrimas y de sonrisas. Creo que una vez abrí los ojos
dormido y que vi a Concha incorporada a mi lado, creo que me
besó en la frente, sonriendo con vaga sonrisa de fantasma, y que
se llevó un dedo a los labios. Cerré los ojos sin voluntad y volví
a quedar sumido en las nieblas del sueño. Cuando me desperté,
aparenté dormir. Ella se acercó sin hacer ruido, me miró suspirando
y puso en agua el ramo de rosas frescas que traía. Fue al
balcón, soltó los cortinajes para amenguar la luz, y se alejó como
había entrado, sin hacer ruido. Yo la llamé riéndome:
—¡Concha! ¡Concha!
Ella se volvió:
—¡Ah! ¿Conque estabas despierto?
—Estaba soñando contigo.
—¡Pues ya me tienes aquí!
—¿Y cómo estás?
—¡Ya estoy buena!
—¡Gran médico es el amor!
—¡Ay! No abusemos de la medicina.
Reíamos con alegre risa el uno en brazos del otro, juntas las
bocas y echadas las cabezas sobre la misma almohada. Concha
tenía la palidez delicada y enferma de una Dolorosa, y era tan
bella, así demacrada y consumida, que mis ojos, mis labios y mis
manos hallaban todo su deleite en aquello mismo que me entristecía.
Yo confieso que no recordaba haberla amado nunca en lo
pasado, tan locamente como aquella noche.
una escala luminosa de polvo llegaba desde el balcón al fondo de
la cámara. Concha ya no estaba, pero a poco la puerta se abrió
con sigilo y Concha entró andando en la punta de los pies.”

***

mercedes-ibanez-huete Mercedes Ibáñez Huete

Las citas para el alma de Mercedes: ¡FELICIDADES ESPAÑA!

 

Me desperté y enseguida pensé.. ¡¡hoy es su día!!. Pero..¿cómo felicitarla?¿Cómo demostrarle mi cariño, mi lealtad, mi respeto, mi apoyo incondicional?¿Cómo ofrecerle mi vida si fuera preciso?.

la-virgen-del-pilar
¿Cómo felicitar a casi 47 millones de personas que habitan poco mas de medio millón de Kilómetros cuadrados?. Son muchos…somos muchos…pero de una cosa si estuve segura: felicitaría a todos. Si, esa fue mi primera decisión. A todos. A los que la aman, la honran y la respetan; a los tibios que miran hacia otro lado cuando se habla de “ella” y a sus detractores, los que la odian porque no la conocen o no quieren conocerla, los ingratos que la vapulean y la ofenden porque no no se sienten parte de ella y que, aunque ellos no lo quieran lo son…¡vaya si lo son!.

elcano


En esas estaba cuando entonces recordé que no hace mucho tiempo escribí algo que me salió de muy dentro y lo busqué.., y ¡lo encontré! .., y me alegré muchísimo al comprobar que mi corazón latía de la misma manera por “ella”, que no tenía mejores palabras que las que surgieron espontáneamente en aquel momento, para expresar lo que sentía, lo que he sentido siempre y lo que sentiré hasta el final de mi vida. Entonces yo lo titulé : MI QUERIDA ESPAÑA y hoy, en este 12 de Octubre, su día, nuestro día quiero compartirlo con todo aquel que se sienta, que quiera y que se identifique con mi emoción.
hispania

MI QUERIDA ESPAÑA…

Soy de la España celta, la de los iberos, la de los duros visigodos, la del Imperio Romano, la que habitaron los árabes, la que sufrió la Inquisición, la que se lanzó a la gran aventura de descubrir otras tierras, la que con picos y palas derrotó a Napoleón…Soy de la tierra que parió a Cervantes, a Lope, a Gongora, a Goya, a Velazquez, a Picasso, a Falla, a Albéniz, a Isaac Peral, a Benavente, a Ramón y Cajal…la de los patios cordobeses llenos de flores, la tierra del Ingenioso Hidalgo, la de la sobria Castilla, la del Cantábrico bravío,la de las grandes catedrales, la que recorren los peregrinos desde Roncesvalles a Santiago, la del taranto y las bulerias, la de la recia jota aragonesa que pone un nudo en la garganta cuando se escucha.Soy de esta tierra, la que se siente unida, la que respeta sus símbolos y sus tradiciones, porque respetarlos es respetarnos a nosotros mismos.Corren tiempos revueltos para toda esta grandeza, pero ahora más que nunca siento que SOY ESPAÑOLA.

Decía Miguel Hernández en uno de sus bellos poemas:

MIGUEL HERNANDEZ
MIGUEL HERNANDEZ (1910-1942)

“…Asturianos de braveza,
vascos de piedra blindada,
valencianos de alegría
y castellanos de alma,
labrados como la tierra
y airosos como las alas;
andaluces de relámpagos,
nacidos entre guitarras
y forjados en los yunques
torrenciales de las lágrimas;
extremeños de centeno,
gallegos de lluvia y calma,
catalanes de firmeza,
aragoneses de casta,
murcianos de dinamita
frutalmente propagada,
leoneses, navarros…”

mercedes-ibanezMercedes Ibáñez Huete

Las citas para el alma de Mercedes: De la luz y las sombras

de-la-luz-y-las-sombras

Hay una magia especial en los faros que siempre me atrajo. Por lo solitarios, por lo poderosos, por lo que significan físicamente para los navegantes. Por lo que simbólicamente representan para mi.

“¡Ah qué grande es el mundo a la luz de las lámparas! ¡Y qué pequeño es a los ojos del recuerdo!”, decía Baudelaire.

El tiempo siempre saca a la luz lo que pretendemos a toda costa ocultar, pero el faro está ahí, descubriéndonos lo que fuimos, lo que somos e invitándonos a permanecer alertas ante lo que seremos. Luces y sombras, pero siempre esperando..siempre en su sitio… arriba en lo alto, permitiéndonos llegar a buen puerto.

Luces y sombras en este hermosísimo poema de LUIS CERNUDA, poeta andaluz de la generación del 27, que hoy recordamos.

luis-cernuda
LUIS CERNUDA (1902-1963)

LÁZARO

Era de madrugada.
Después de retirada la piedra con trabajo,
porque no la materia sino el tiempo
pesaba sobre ella,
oyeron una voz tranquila
llamándome, como un amigo llama
cuando atrás queda alguno
fatigado de la jornada y cae la sombra.
Hubo un silencio largo.
Así lo cuentan ellos que lo vieron.

Yo no recuerdo sino el frío
extraño que brotaba
desde la tierra honda, con angustia
de entresueño, y lento iba
a despertar el pecho,
donde insistió con unos golpes leves,
ávido de tornarse sangre tibia.
En mi cuerpo dolía
un dolor vivo o un dolor soñado.

Era otra vez la vida.
Cuando abrí los ojos
fue el alba pálida quien dijo
la verdad. Porque aquellos
rostros ávidos, sobre mí estaban mudos,
mordiendo un sueño vago inferioir al milagro,
como rebaño hosco
que no a la voz sino a la piedra atiende,
y el sudor de sus frentes
oí caer pesado entre la hierba.

Alguien dijo palabras
de nuevo nacimiento.
mas no hubo allí sangre materna
ni vientre fecundado
que crea con dolor nueva vida doliente.
Sólo anchas vendas, lienzos amarillos
con olor denso, desnudaban
la carne gris y fláccida como fruto pasado;
no el terso cuerpo oscuro, rosa de los deseos,
sino el cuerpo de un hijo de la muerte.

El cielo rojo abría hacia lo lejos
tras de olivos y alcores;
el aire estaba en calma.
Mas tremblaban los cuerpos,
como las ramas cuando el viento sopla,
brotando de la noche con los brazos tendidos
para ofrecerme su propio afán estéril.
La luz me remordía
y hundí la frente sobre el polvo
al sentir la pereza de la muerte.

Quise cerrar los ojos,
buscar la vasta sombra,
la tiniebla primaria
que su venero esconde bajo el mundo
lavando de vergüenzas la memoria.
Cuando un alma doliente en mis entrañas
gritó, por las oscuras galerías
del cuerpo, agria, desencajada,
hasta chocar contra el muro de los huesos
y levantar mareas febriles por la sangre.

Aquel que con su mano sostenía
la lámpara testigo del milagro,
mató brusco la llama,
porque ya el día estaba con nosotros.
Una rápida sombra sobrevino.
Entonces, hondos bajo una frente, vi unos ojos
llenos de compasión, y hallé temblando un alma
donde mi alma se copiaba inmensa,
por el amor dueña del mundo.

Vi unos pies que marcaban la linde de la vida,
el borde de una túnica incolora
plegada, resbalando
hasta rozar la fosa, como un ala
cuando a subir tras la luz incita.
Sentí de nuevo el sueño, la locura
y el error de estar vivo
siendo carne doliente día a día.
Pero él me había llamado
y en mí no estaba ya sino seguirle.

Por eso, puesto en pie, anduve silencioso,
aunque todo para mí fuera extraño y vano,
mientras pensaba: así debieron ellos,
muerto yo, caminar llevádome a tierra.
La casa estaba lejos;
otra vez vi sus muros blancos
y el ciprés del huerto.
Sobre el terrado había una estrella pálida.
Dentro no hallamos lumbre
en el hogar cubierto de ceniza.

Todos le rodearon en la mesa.
Encontré el pan amargo, sin sabor las frutas,
el agua sin frescor, los cuerpos sin deseo;
la palabra hermandad sonaba falsa,
y de la imagen del amor quedaban
sólo recuerdos vagos bajo el viento.
Él conocía que todo estaba muerto
en mí, que yo era un muerto
andando entre los muertos.

Sentado a su derecha me veía
como aquel que festejan el retorno.
La mano suya descansaba cerca
y recliné la frente sobre ella
con asco de mi cuerpo y alma.
Así pedí en silencio, como se pide
a Dios, porque su nombre,
más vasto que los templos, los mares, las estrellas,
cabe en el desconsuelo del hombre que está solo,
fuerza para llevar la vida nuevamente.

Así rogué, con lágrimas,
fuerza de soportar mi ignorancia resignado,
trabajando, no para mi vida ni mi espíritu,
mas por una verdad en aquellos ojos entrevista
ahora. La hermosura es paciencia.
Sé que el lirio del campo,
tras de su humilde oscuridad en tantas noches
con larga espera bajo tierra,
del tallo verde erguido a la corola alba
irrumpe un día en gloria triunfante.

***

Con sus palabras os deseo un buen fin de semana a todos.

mercedes-ibanez-huete Mercedes Ibáñez Huete

Las citas para el alma de Mercedes: De miradas…

de-miradas

¡¡Ay las miradas!! Casi siempre juzgamos mas a los que no rodean por sus ojos, porque como decía Maquiavelo..”el ver pertenece a todos y el tocar a pocos“.

Por como nos miran sabemos si están tristes, si atormentados, si vienen de una noche de amor, si la violencia llena demasiado sus vidas, si están calculando, si sopesando una decisión, si la duda ensombrece sus vidas,si son nobles, valerosos o pusilánimes, si la ternura llena su corazón…

Hoy un pensamiento de MIGUEL DE CERVANTES en el aniversario de su nacimiento. El decía:
El amor y la afición con facilidad ciegan los ojos del entendimiento“. Y un poema de otro grande, que nació también tal día como hoy hace mas de 150 años, MIGUEL DE UNAMUNO.

miguel-de-unamuno-1
MIGUEL DE UNAMUNO (1864-1936)

Hay ojos que miran, -hay ojos que sueñan,
hay ojos que llaman, -hay ojos que esperan,
hay ojos que ríen -risa placentera,
hay ojos que lloran -con llanto de pena,
unos hacia adentro -otros hacia fuera.

Son como las flores -que cría la tierra.
Mas tus ojos verdes, -mi eterna Teresa,
los que están haciendo -tu mano de hierba,
me miran, me sueñan, -me llaman, me esperan,
me ríen rientes -risa placentera,
me lloran llorosos -con llanto de pena,
desde tierra adentro, -desde tierra afuera.

En tus ojos nazco, -tus ojos me crean,
vivo yo en tus ojos -el sol de mi esfera,
en tus ojos muero, -mi casa y vereda,
tus ojos mi tumba, -tus ojos mi tierra.

***

Con sus palabras os deseo un buen día.

mercedes-ibanez-huete Mercedes Ibáñez Huete

Las citas para el alma de Mercedes: Aplícate el cuento Pedro Sánchez

a-ver-como-se-lo-cuento-a-bego

“El diablo no es el príncipe de la materia, el diablo es la arrogancia del espíritu, la fe sin sonrisa, la verdad jamás tocada por la duda.”

UMBERTO ECO, escritor y filósofo italiano

 

“Cuando el ojo de una persona dice una cosa, su lengua otra y su corazón otra distinta, estamos ante un tipo de persona que no sirve para nada.”

MAHATMA GANDHI, abogado, pensador y político

 

ciceron

 

“De la ignorancia nace el odio; de la insolencia la arrogancia”

CICERÓN, jurista, político, filósofo, escritor, y orador.

 

“La soberbia es una discapacidad que suele afectar a pobres e infelices mortales, que se encuentran de golpe con una miserable cuota de poder”

JOSE DE SAN MARTIN, militar y político

***

mercedes-ibanez-huete Mercedes Ibáñez Huete

Las citas para el alma de Mercedes: Sobre el dolor…

sobre-el-dolor

Yo creo que el dolor tiene un gran poder.Nos hace mirar hacia dentro, hacia nosotros mismos y nos avisa de que esta vida no es un juego, es un deber, es un reto.

 
Decía mi admirado Marco Aurelio, que cuando el dolor es insoportable nos destruye pero si somos capaces de soportarlo nos fortalece. Y es verdadero cuando se sufre a solas, sin testigos. Entonces somos capaces de vencerlo.

Hoy, palabras de Antonio Machado sobre el dolor en el alma.

antonio-machado
ANTONIO MACHADO (1875-1939)

Y no es verdad, dolor, yo te conozco,
Tú eres nostalgia de la vida buena
Y soledad de corazón sombrío,
De barco sin naufragio y sin estrella.

Como perro olvidado que no tiene
Huella ni olfato y yerra
Por los caminos, sin camino, como
El niño que en la noche de una fiesta

Se pierde entre el gentío
Y el aire polvoriento y las candelas
Chispeantes, atónito, y asombra
Su corazón de música y de pena.

Así voy yo, borracho melancólico,
Guitarrista lunático, poeta,
Y pobre hombre en sueños,
Siempre buscando a Dios entre la niebla.

***

mercedes-ibanez-hueteMercedes Ibáñez Huete

Las citas para el alma de Mercedes: Ningún cepo puede torturar tu alma en libertad, Venezuela

Adelante Venezuela

Ningún cepo puede torturar mi alma en libertad

EMILY DICKINSON
EMILY DICKINSON(1830-1886)

Ningún cepo puede torturar
Mi alma en libertad,
Pues detrás de este esqueleto mortal
Se teje uno de más valor.

No puedes horadar con un serrucho
Ni traspasar con una cimitarra
Dos cuerpos, por lo tanto perdura,
Amarra uno y el otro vuela libre.

El águila no se despoja
De su nido y, sin embargo,
Gana el cielo
Más fácilmente que tú.

Excepto tú mismo tal vez nadie pueda ser
Tu enemigo,
Cautividad es conciencia
Y también es libertad.

***

Mercedes Ibáñez Huete Mercedes Ibáñez Huete

 

Las citas para el alma de Mercedes: Con septiembre, el otoño y Machado

ya queda poco del calor sofocante

Ya está llegando…¡¡por fin!!…ya queda poco del calor sofocante. Ya hay un respiro…

ANTONIO MACHADO
ANTONIO MACHADO

El cárdeno otoño
No tiene leyendas
Para mí. Los salmos
De las frondas muertas,
Jamás he escuchado,
Que el viento se lleva.
Yo no sé los salmos
De las hojas secas,
Sino el sueño verde
De la amarga tierra.

***

¡¡Buen día para todos!!

Mercedes Ibáñez Huete Mercedes Ibáñez Huete