Rey Viñas (Toposteo) y sus SINOPSIS: el Rey reina, pero no gobierna

El Rey

El célebre aforismo, el Rey reina pero no gobierna, es un apotegma feliz e ingenioso, un oportuno hallazgo que una ilustre pluma dejó escrito para elevar la ambigüedad a la calidad de máxima irrefutable. (“En mi casa mando yo, pero las decisiones la toma mi mujer”, dice Woody Allen en un actual spot publicitario)

De acuerdo, el Rey reina pero no gobierna, pero difícil lo tiene si ha de guardar y hacer guardar la Constitución y las leyes y respetar los derechos de los ciudadanos y de las Comunidades Autónomas, si, como usted y como yo, ejerce de mero ciudadano.

De acuerdo, se le inviste de Capitán General de las Fuerzas Armadas solo como símbolo, pero mal lo tiene, si llegado otro 23F, no tiene autoridad suficiente para ordenar a sus generales lo que fuere pertinente.

De acuerdo, el Gobierno tiene la obligación de infórmale de sus decisiones semanalmente, en invierno, en verano y en las cuatro estaciones del año solo como protocolo, pero inútil pantomima si no puede sugerir ni una coma.

De acuerdo, el Rey sanciona leyes, es el Jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia, arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones… y cuantas obligaciones y derechos le otorgue la Constitución, pero preocupa, porque el Rey que reina pero no gobierna, que es Jefe de Estado, pero “estados quedo majestad”; que da con brazo laso, fuerza de ley a una disposición, no es un humano de carne y hueso, de alma y corazón. No señor. Es un tampón de caucho que sanciona leyes, que manda y ordena su cumplimiento; es una especie de mamut, que levanta o baja su regia patita a la orden de un Gobierno, aunque éste le mande pisar la cabeza de la chica que se puso, confiada, bajo su mole. No, no es un humano absolutamente consciente de sus actos. Su Majestad es un mero trámite que se debe a cualquier aberración o no, que le presenten a la firma la imperante casta política de turno.

¡¡ Vamos, anda ya!!

España es monárquica, rotundamente monárquica. Como Católica. Y yo diría que por el mismo sentimiento, y por la misma razón. Por siglos de historia, por su cultura milenaria, por el estigma de su única religión. Necesita en lo más íntimo de su ser contar con la esperanza de un poder absoluto que lo libere en el último minuto de la gran hecatombe, del desasosiego al que día a día se ve abocado; y de un Ser Supremo que lo lleve al cielo. Aunque a ambos invoque y en ninguno crea.

No se puede negar lo evidente. Al cabo, no es bueno. Para bien o para mal, deberíamos admitir el peso incuestionable de la corona (aligerada o no) sin intentar aliviar su enorme responsabilidad con subterfugios semánticos para autocomplacencia de la barbaridad que mandamos y podemos. Al pan, pan y al vino, vino.

Rey Viñas Rey Viñas

Los separatistas de Cataluña escupen sin vergüenza los atributos del odio… Y lo llaman libertad de expresión

estrellada pisada

Es necesario unirlas para llegar a una ligera comprensión. Por separado, las últimas frases y declaraciones de los políticos y periodistas respecto a la presencia de la estrellada en la final de la Copa del Rey y la nueva pitada al himno de España, no tienen ningún sentido mas que el de la falsa política corrección.

Así El País subtitula una de sus informaciones:

“División de opiniones entre los aficionados de Barcelona y Sevilla cuando sonó el himno español”

Por lo que, para el periodista, pitar al Rey mientras suena el himno de España es una opinión como cualquier otra… Una, cuando menos, interesada dejación de la función esencial del periodismo, pero esencialmente cobarde, al opinar sobre una afrenta escondiéndose en la mentira y quizás también en una decisión judicial fundamentada en una incomprensible acepción de la libertad de expresión.

Cuando el ministro ahora en funciones Montoro, tras ser atacado por unos violentos en un pueblo catalán, dijo que esa no era Cataluña, que eso no era España, utilizó otra media verdad. Porque aquellos violentos sí que eran Cataluña y España. Y el hecho concreto de que toda la semana pasada en la COPE sus famosos periodistas deportivos hayan dedicado minutos y minutos a la polémica de la presencia de las estrelladas en la Final sin citar una sola vez que la UEFA, y por tal motivo, ya ha multado dos veces al Barcelona, es en esencia otra media mentira. Mas de lo mismo para  no llamar a las cosas por su nombre. Para no asumir que los pitidos al himno son sencillamente una ofensa, la violencia, el insulto y el desprecio a los demás. Que los separatistas disfrazan el odio como ‘libertad de expresión ‘.

Presumen de la ofensa, el insulto y el desprecio a los demás. Al odio le dicen

Cuando un par de horas antes al partido de fútbol encontré ayer, por Madrid, a un grupo de unos ocho o nueve aficionados ondeando su falso trapo, no expresaban nada relacionado con el deporte, ni la competición deportiva, y así les increpé. Su respuesta fue terrible. Me devolvieron las mismas caras de odio que hasta ayer solo había visto en los escenarios marchitos del crimen, el terrorismo y la guerra,

Y así las cosas, los independentistas esperan las siguientes hornadas de estudiantes manipulados, como las dos últimas generaciones que cada día de su bachillerato han aprendido los lemas independentistas y la falsa historia que sus profesores les han cantado en todas sus horas lectivas además de las del recreo.

Lamento, por tanto, por Cataluña y también en Cataluña, por esa  nueva sociedad enferma que ya sufre la fractura social y ademas se jacta al mostrar impunemente sus atributos del odio, cobardemente disfrazados.

Los “Ripliejos jodiernos” de Curro de Utrilla: Se consumó el deshonor por una ruin manada con su mierda estrellada

Pitada al Himno de España

Se consumó el deshonor,
tal como estaba anunciado,
sin que nadie del estado
detuviese a un malhechor.
Y el rey se tragó el horror
de su patria mancillada,
por una ruin manada
de borregos abducidos,
tontarras y envilecidos
con una mierda estrellada.

Curro De UtrillaCurro De Utrilla

Los “descartes” de Linda Galmor: Pobre Pablo, qué mal que lo debe pasar calentito en el Congreso! Mientras tanto, en los aledaños de Ferraz…

Pongo carita, digo la coletilla… perfecto, ahora meto la trola. Mal jugador de póker

Pongo carita, digo la coletilla... perfecto, ahora meto la trola. Mal jugador de póker

El otro día de camarero, ahora de palmero de tablao flamenco

El otro día de camarero, hoy de palmero de tablao flamenco

Pobre Pablo, qué mal que lo debe pasar calentito en el Congreso!

Pobre Pablo, qué mal que lo debe pasar calentito en el Congreso!

Mientras tanto, en los aledaños de Ferraz, Carmona dice educación pública y es profe de la privada. Aboga por la igualdad y tiene 4 casas. Así todo. Vamos, un 💩

Dice educación pública y es profe de la privada. Aboga por la igualdad y tiene 4 casas. Así todo. Vamos, un

Linda Galmor Linda Galmor

Entre Colombia y la Puerta de Alcalá, Juan Restrepo: Esperpento español

Detalle desfile Fuerzas Armadas 2015

España, o mejor dicho, un gran número de españoles, transitan por un camino de estupidez y cretinismo difícil de encontrar en otras partes del mundo. El fenómeno se acrecienta año tras año, al punto de que hoy la unidad de esa nación sufre una seria amenaza. Son españoles que viven enfrascados en definir que si Cataluña, que si el País Vasco que quítame aquella bandera, que ponme aquella otra. Que si tal signo es mío, que si tengo derecho a decidir, que si soy una nación, un país, una región o una ínsula, que si tal o cual tiene más competencias al margen de las propias posibilidades… Y en medio de todo este bizantinismo, muy parecido a lo que en Colombia se conoció como la patria boba, aparecen fenómenos de anarquismo más propios del siglo XIX que del XXI en que vivimos.

quema de banderas españolas

Como la CUP, una formación política anticapitalista, antieuropea y asamblearia que hoy tiene la llave de la gobernabilidad en Cataluña. Y todo tras unas elecciones en esta comunidad autónoma que, pretendiendo ser un plebiscito independentista, lo único que han hecho es abrir una brecha difícil de cerrar en la sociedad catalana. El aprendiz de brujo que llevó a Cataluña a este callejón sin salida y a España a este abismo se llama Artur Mas, líder de un partido burgués que ha robado a espuertas y predicado independentismo bajo el lema “España nos roba”.

Leer Más