(III) La insoportable vecindad de los podemitas. El peligroso espectáculo callejero de la tensión social

los bilduetarras en la calle

Cada vez que le veo cambio de acera, pero hoy me ha sorprendido. Su presencia me incomoda desde que la última vez que hablamos. No hará un mes. Me justificó los asesinatos de los terroristas con palabras vacías, de sectario comunista. Se llama Antonio. Cuarenta y tantos. Profesor de Instituto, funcionario. En la calle luce la sucia estética de aversión a la ducha y el peine, con lo que muestra un trasnochado porte de amargura social, de falsa pobreza aliñada con un semblante cariacontecido y sin afeitar.

Esta mañana no le he podido esquivar. Me ha pillado de espaldas, en la frutería del mercado, mientras esperaba que Rocío, una de nuestras vecinas mayores, acabara su compra y su diálogo, también las risas, que comparte habitualmente con Felipe, el frutero. Hablan los dos del coleta al que anoche han visto en la tele y su diálogo no tiene desperdicio.

“Y medio kilo de esas peritas…. pero, ya te digo, que me parece mas falso que Judas. Un embaucador de serpientes….”

Justo aquí Antonio aparece en tromba, chillando en defensa de Podemos, el Iglesias ese de la coleta, y de paso del terrorismo etarra y la lucha armada de los pueblos indígenas contra los conquistadores españoles. Así, en popurrí y sin anestesia. Y acaba su perorata con estas palabras:

” … y cuidado que yo le he votado. Y tened en cuenta que vamos a ganar. Lo presentí  el otro día en la mani. Uña y carne, todos, por la libertad de los oprimidos”.

proetarras en la calle

Y un servidor recuerda las fotos de la mani esa de la uña y carne a su paso por la Puerta del Sol con banderas proetarras en las que ahora me fijo y le distingo embozado con pasamontañas negro.

Por eso, desde hoy, mi vecino Antonio, el de las mareas verdes, el funcionario y feliz votante de Podemos, me representa la perfecta idiocia porque no le falta ningún detalle de la  tensión social que crece en España a golpe de los acosos callejeros, como el que acaba de cometer con mi vecina Rocío. Y por supuesto que no me vuelve a aparecer por la espalda.

Desde el corazón de la Diagonal, Ana Castells: Bien lo sabes Iglesias, gilipollas es el que dice gilipolleces

gilipollas-es-el-que-dice-gilipolleces

Iglesias acaba de “liquidar” a todos aquellos que no le han votado a él, esto es lo normal pero es que también ha liquidado a todos los que tenemos más de 45 años. Ya no somos relevantes, según este demagogo, así que a la hora de votar ténganlo en cuenta los que sobrepasan esta edad porque para este individuo no contamos para nada. Por supuesto también ha extendido el acta de defunción de Ciudadanos, al PSOE, a Convergencia, y a todo el que no se someta a su histrionismo.

pablo-iglesias-en-la-investidura-de-rajoy

Como no tiene nada que ofrecer, vistos los éxitos de las instituciones en las que gobiernan, se está dedicando a liquidar a todos. Según él, él es el futuro, si es así Dios nos coja confesados porque la mitad de los ciudadanos de este país le sobramos y no es de los que tiene escrúpulos en “despejar” el camino a su paranoia anti todo y todos.

Este gritón en definitiva repite su mantra de que más de una cuarta parte de los ciudadanos no puede permitirse ni un día de vacaciones. ¿De donde salen entonces los miles y miles de coches que abarrotan nuestras carreteras o los hoteles ocupados al cien por cien, y las playas atiborradas de familias o los bares llenos, etc, etc?
Ya ha conseguido montar un pollo en el Parlamento, puesto que no tiene NADA que ofrecer, encabrona que es lo único que sabe hacer para tener su minuto de telediario o el jaleo de sus huestes.

ana-castells Ana Castells

Rey Viñas (Toposteo) y sus SINOPSIS: Podemos y su gente, leída de un solo libro, en acción

pablo-iglesias-pno-en-alto

Ahí están. Y esta vez, con estrategia estudiada, y bien pertrechados. Vestidos y ataviados para la ocasión. Con gente leída de un solo libro y adiestrada para la violencia. Convencidas en cuerpo y espíritu; con guion bien aprendido, tic y muletillas insidiosas que calan hasta los huesos en un público absorto en la trivialidad de lo aparente. Y sobre todo, con subvenciones y sueldos sustraídos de nuestros impuestos y dineros conferidos por secuaces de dictaduras mugrientas que pagan para extender la demagogia que a ellos les conviene, la que les permite vivir en el poder del ordeno y mando; la que quita a los ricos iniciativa, a los pobres dignidad y a todos libertad; la explotada doctrina marxista que a tantos incautos ha explotado, postrado, humillado, matado.

Aquí los tenemos, bien acomodados. Con las televisiones en sus manos por el beneplácito de jerarcas que solo se preocupan del Share sin escrúpulos ni miramientos. Y con la anuencia de los verdaderos dueños de todo lo que en el corral patrio se mueve, que pudiendo, no menean un solo dedo por evitarlo. Antes al contrario, los cobijan, los amparan, los promueven sin pudor mientras impiden con sus poderes fácticos toda posibilidad promocional a partidos más acordes, más afines al Sistema. Claro, creen tener, o haber encontrado unos tontos útiles para que asusten a la plebe con incivilizadas medidas contra la “casta” corrupta, para que así, la morralla entienda que contra ese lastre podrido que les pesa en sus alforjas, solo pueden ir ellos; para que así, el vulgo admita que ha de vivir con lo que les den ellos… aquello, que los nuevos señores feudales de esta era de incertidumbre y confusión, les tenga a bien conceder. Para que así, los cuatro tontos que se dejen embaucar por estos tres listos, entren mansos en los chiqueros de la izquierda enquistada y tradicionalmente populista; para que así, en su defecto, se vean inconscientemente inmersos en la otra, en la “derechona” zurda y pomposamente confiscatoria.

Cada día que pasa, Podemos, me parece más una maquinación del extinto PSOE. Una conspiración  manos del hombre que sabe todo de todos, y del agonizante PP, abocado (sabe Dios por qué) a seguir las líneas marcadas al son de los mariachis de aquel lejano Méjico.

Rey Viñas Rey Viñas

No seáis ingénuos, por Rodolfo Arévalo: El comunismo exhibe el cartel de los Derechos Humanos con cien millones de muertos en sus espaldas

el-circo-de-podemos-en-el-parlamento-pidiendo-mas-derechos-humanos

PODEMOS aguantar que mientan, podemos dejar que hagan escraches, podemos tolerar que griten exaltados, podemos también oír que griten, henchidos de mierda tiránica, sus corazones, podemos admitir sus mentiras como pulpo o sea como animal de compañía y hasta sus actuaciones circenses en el Parlamento.

pablo-iglesias-el-payaso-principal-del-crco-podemita

Pero lo que en absoluto podemos admitir es que nos tomen por gilipollas, por tontos de baba y por ingenuos de baba. Que los gobernantes y parlamentarios Constitucionalistas lo toleren y aún jaleen, no es óbice para que los demás nos dejemos manipular por mentiras Comunistas, trasnochadas y fuera de tiempo y lugar. Que dejen de boicotear conferencias en la universidad y que vayan a reírse de su padre y de su madre, pero eso si, FUERA DE LA LEGALIDAD. El único arma que tienen las democracias para defenderse de estos nuevos comunistas, es la INFORMACIÓN Y LA CULTURA DE SUS GENTES.

NO TE DEJES ENGAÑAR:  El comunismo exhibe el cartel de los Derechos Humanos en el Parlamento pro acarrea con cien millones de muertos en sus espaldas

Rodolfo Arévalo Rodolfo Arévalo