(V) La insoportable vecindad de los podemitas: Rodrigo o las raíces del odio

La estatua de Lorca en Santa Ana. Foto de Cristóbal Mnauel
La estatua de Lorca en Santa Ana. Foto de Cristóbal Manuel
Me ha crujido el corazón pero esta mañana me he despedido de él, en vida y para siempre. Al maestro Rodrigo, al que nunca mas volveré a hablar, y que  conocí hace ya más de dos años en la Plaza de Santa Ana de Madrid y desde entonces hemos platicado en ese espacio, mentidero de la Villa y Corte, muchas mañanas.
 
Y hoy, en la despedida, recuerdo aquella mañana de invierno que nos presentamos: En las manos de ofrenda de la estatua del poeta Federico García Lorca había un casco de litrona y Rodrigo, trataba de limpiar el monumento. Le ayudé a retirar el casco y comenzamos a hablar. Acababa de cumplir los ochenta y en seguida me dijo que era un vecino, que desde hace mucho tiempo vivía en un cuartito gris, con derecho a lavabo y pensión completa, de una pensión de la calle Atocha. Cuando tiré la botella a la basura me dijo : “Estas son las consecuencias del botellón. A estos zánganos borrachos les daba yo otra guerra para que pensaran en cosas serias”.
 
En estos años Rodrigo me ha hablado mucho sobre la soledad y la necesidad de comunicación. En su infancia quedó huérfano por la Guerra Civil. Emigró en la posguerra. Trabajó duro y las pasó canutas para comer y por su ideología comunista. En el “Partido” llegó a ejercer un cargo de responsabilidad y en el intervalo de muchas mañanas me ha contado como el “polit-bureau” no  se portó del todo bien con él. Pero que, a pesar de la traición asume que sus verdaderos enemigos son los curas, todos los curas y los fascistas, esos de la derecha.
 
El maestro fuma, y fuma y, como yo, madruga. No duerme bien. Y conozco, también de su mano, la historia cotidiana de como ha dejado de comprar el tabaco en uno de lo estancos del barrio que abre a las ocho porque “el dueño es un facha” y, por eso, se gasta unos céntimos más en el bar, “para no dar un euro a la derecha“.
 
Le gusta hablar y la “cháchara” es  su entretenimiento, su vida en definitiva  en el espacio público de la plaza, donde pasea todas las mañanas, y donde yo le encontraba como hoy, y por respeto a los mayores, le daba unos minutos de diálogo y compañía. Pero de hoy no pasa. Nunca más, porque toda buena historia debe tener un final. Y reconozco, me apena  que hasta esta mañana insisto, me preocupaba el haber contemplado como, con el paso de los días y los meses, se quedaba solo, sin tertulianos. Esa soledad, que  le atormenta según me ha confesado en innumerables ocasiones… y  es que conste, también entiendo a esos vecinos que no aguantan  sus improperios, delirios ideológico y su airado monotema:! “Qué lastima que no vuelva Zapatero, el único hombre bueno que queda en España, porque Sánchez ha demostrado que no tiene cojones.., lo ha tenido en su mano junto a los jóvenes de Podemos y el cobarde ha olvidado que los curas son peores que Bin Laden… Siempre igual”.
 
Como se habrán imaginado Rodrigo no sabe de las redes sociales de internet. El solo oye la radio, la Cadena Ser. Y para darles mas detalles les diré que Rodrigo padece de hipertensión, y por ello, en  muchas ocasiones le he dicho que no puede, ni debe por su salud, empezar, cada día, con tamaño cabreo. porque gobierne otra vez el PP que mangonea Rajoy,  pero él siempre sincero y de frente,  me ha contestado que las tardes, al anochecer, son todavía peores, cuando se refugia junto a su soledad en el cuarto y enciende la radio.
 
Desde que le conocí asumí sobre su empacho de ideología: Sus ideas son tan grandes que no le queda un retalito en el cerebro que le procure bienestar. Mastica un odio que le reconcome las entrañas y, cada día  me ha mostrado un perfil nuevo de su peor cara, marcada por la sangre y la guerra civil. Hasta hoy que después del buenos días, me ha espetado que siente que no se mueran todos los votantes del Partido Popular. Y con la educación que me enseñaron mis padres de respeto a los mayores le he contestado que no tengo nunca más que hablar con él.
 
A partir de hoy estoy seguro le veré muchas mañanas por la calle Atocha pero de ahora en adelante el maestro Rodrigo representará para mi última neurona el ejemplo extremo de los empachos ideológicos que en la actualidad alimenta el Poder y el populismo político predispuesto al enfrentamiento que nos invade.

El arte del encuentro, por Belén: la martingala de Carmena de hacer de Madrid su Habana particular

manuela_carmena

Carmena, esta aparentemente inocua abuelita al-qaldesa, sigue con la martingala de hacer de Madrid su Habana particular. Todo lo que se le ocurre implantar, como ideas renovadoras y de progreso, que tiene miga la cosa, son imitaciones de las muy rancias fórmulas comunistas cubanas. Recordemos la reciente idea que tuvo de los supervisores/comisarios políticos de distrito (vamos, los CDR cubanos), que quiso poner en junio pasado. O las mamás, haciendo “trabajo social”, limpiando los colegios de sus niños, mientras éstos, a su vez, recogerían colillas de los suelos de Madrid. De haberlo llevado a cabo, nuestros pequeños habrían sido muy similares a los niños pioneros de Cuba (semillero infantil de futuros herederos de la fracasada revolución comunista cubana).

---NO UTILIZAR SIN PERMISO DE FOTOGRAFIA - Reportaje sobre la al

Lo peor es que, en ella, toda ocurrencia, por disparatada que sea, se justifica, jocosamente, como una “carmenada” más, que no tiene otro recorrido que el de una inocente degustación de magdalenas caseras; craso error.

Su última idea estrella es promover su propia emisora de radio. Oye, ¡qué casualidad!, igualito que Chávez, Maduro, los Castro y todo dictador que se precie.

cubano

Su obsesión por imitar a la dictadura castrista me evoca, inevitablemente, algunas vivencias en Cuba. Y, así, se me asocia a la memoria que allí no había más emisora que “Radio Reloj”, ni más televisión que Tele Rebelde. Resultaba menos tedioso escuchar el grifo de la ducha del hotel que a estas inagotables fuentes de adoctrinamiento, que te machacaban las meninges, relatando tooooodo el santo día los “logros de la revolución” y las innumerables razones por las que los cubanos tenían que adorar al gran libertador, el Comandante en Jefe Fidel Castro Rus.

rihanna-con-flores-en-la-habana

Por ejemplo, debían aplaudir el que, en un pésimo momento de escasez de comida por el que atravesaba el pueblo cubano, el gobierno les hubiera facilitado una larga lista de flores y plantas comestibles conque paliar el hambre; no es broma. Y, por supuesto, mucho más saludables que un mísero filete de vaca, ¡dónde va a parar! Los arengaban, con el cuajo del que sólo son capaces los comunistas, diciéndoles que su resistencia heroica al hambre, provocado- faltaría más- por el “bloqueo” de EEUU, iba a demostrarles a “esos invasores imperialistas” que “no les tenían ningún miedo”, repetido una, y otra, y otra vez, por un engolado locutor que terminaba, henchido de falsa emoción, con un “ ¡¡Patria o Muerte, Venceremos!! “.

comunismo-aplicado-a-cuba-por-58-anos-consecutivos-y-apoyado-por-la-izquierda-antiimperialista-latinoamericana
Comunismo aplicado a Cuba por 58 años consecutivos y apoyado por la izquierda antiimperialista latinoamericana

Al hablar de algunas de las carencias del pueblo cubano, me voy a permitir retrotraerme a una situación que relaté aquí sobre la inolvidable visita que hice, junto a otros compañeros, a la casa de la fundadora del Conservatorio de Música de La Habana. Nuestra anfitriona, apenada por no poder ofrecernos ni un mísero refresco, quiso contarnos lo que ella, con mucha carga de ironía, dijo que era un chiste muy popular: “Venía un huevo frito, corriendo despavorido, huyendo de una turba hambrienta, cuando al volver una esquina se encuentra, recostado chulamente, a un coqueto filete. El huevo, alarmado al verlo tan tranquilo, va y le dice: “¿qué haces aquí parado?, corre insensato que estos que me persiguen, en cuanto te vean, te van a devorar”. El filete le contesta, burlón: “corre tú y no te preocupes, que a mí…… ni siquiera me conocen”. Ninguno de nosotros fue capaz de esbozar ni un rictus de sonrisa ante aquella dolida mujer, que ya llevaba más de seis meses sin recibir el pollo mensual que tenía asignado por ser diabética. Y que sus nietos de 7 y 9 años, allí presentes, habían crecido sin haber podido tomar un solo vaso de leche fresca.

rihanna-en-cuba
La famosa Rihanna se fotografió en La Habana para la revista Vanity Fair

En relación con estas carencias, y en contraposición, relato una anécdota que se dio en aquel vuelo de Iberia. Regresaban de La Habana, invitados por el gobierno cubano, algunos conocidos cantantes y “cantantas” progresistas españoles, integrados, más tarde, en el no menos progresista club de la ceja. Venían envueltos en un ridículo aura de romanticismo progre y babeante; tanto, que no paraban de alabar, en voz alta y entre ellos, las bondades de su mítico referente cubano. _ ¡Manda bemoles!_ me dije por lo bajinis. Entonces, yo, ejerciendo la faceta de relaciones públicas que daba mi profesión, me permití la intromisión diciendo, así como tontamente: “…….bueno, es que en la Marina Hemingway se vive de forma muy distinta al resto de la isla”. Entonces, con un premonitorio arqueo de ceja, me pregunta uno de ellos: ¿Es que a vosotros también os alojan allí? “¡Noooo, qué va!, contesté, ese exclusivo lugar está reservado sólo para los invitados del gobierno; es todo un privilegio”. Y ¿cómo sabes que hemos estado allí?, sigue el artista. Pues…… porque no es ningún secreto para ningún cubano que la Marina es un pequeño reducto de una abundancia absolutamente desconocida en el resto del país.

Secuelas del Socialismo del Siglo XX aplicado en Cuba por 56 años. Foto de Yusnaby Pértez
Secuelas del Socialismo del Siglo XX aplicado en Cuba por 56 años. Foto de Yusnaby Pértez

Aprovechando el aparente desconcierto que les produjo mi respuesta, les digo de seguido: “Seguro que os habéis encontrado por allí con alguno de los graciosos desfiles de niños pioneritos, luciendo orgullosos su impecable pañuelito rojo al cuello, y tan bien uniformados ellos como mal alimentados ¡Qué pena, ¿verdad?!…….. _ ¡Bah, venga!, que estoy de broma_, esos niños no saben ni que existe en su país un lugar como la Marina Hemingway”. _¡Qué mala leche!_, me soltó una de las famosas pasajeras. Pero yo continué en modo tontita y, sin darme por aludida, le dije bajito: “ni mala leche ni buena; no hay leche para ellos”. Me apresuré a decirles: “disculpadme, luego seguimos, que ahora tengo que trabajar”. Ya no me volvieron a dirigir la palabra durante todo el vuelo ni para pedirme un vaso de agua.
Me quedé, no obstante, con ganas de preguntarles si ellos también tuvieron que hacer la larga y lentísima cola, como todos los cubanos, para acceder a un delicioso helado en Coppelia. ¡Claro que no! Los cubanos sufrían la humillación de saberse ciudadanos de segunda, porque les era obligado ceder su turno a los extranjeros, tanto en Coppelia como en cualquier restaurante al que se les permitiera entrar. Por aquel tiempo, tampoco se les permitía entrar en los hoteles, ni en las “diplotiendas”, pequeños supermercados mal abastecidos, en donde sólo se podía pagar en dólares, y a los cubanos les estaba prohibido tenerlos. ¿Cabe mayor humillación?

Secuelas del Socialismo del Siglo XX aplicado en #Cuba por 56 años. Foto de Yusnaby Pértez
Secuelas del Socialismo del Siglo XX aplicado en #Cuba por 56 años. Foto de Yusnaby Pértez

¿Es este modelo innovador y progresista el que quiere Carmena para Madrid, micrófono en ristre? Ojo con esta banda, que no dan puntada sin hilo.

Democracia, Libertad y Verdad son al comunismo lo que la virginidad a María Martillo.

María Belén López Delgado María Belén López Delgado

Los “descartes” de Linda Galmor hoy desvelan a Sánchez y amigos: Comunismo y nada mas

Hay que entender que lo eligieron por lo que lo eligieron, no por otra cosa!!!

hay-que-entender-que-lo-eligieron-por-lo-que-lo-eligieron-no-por-otra-cosa

Aquí vemos a Snchz recibiendo consejos de sus mayores…

snchz-recibiendo-consejos-de-sus-mayores

Es Comunismo clásico

comunismo-clasico

Esta rica urbanita universitaria me recuerda que la Guerra Civil comenzó porque la mitad de la población se negó a que la masacraran

esta-rica-urbanita-universitaria-me-recuerda-que-la-guerra-civil-comenzo-porque-la-mitad-de-la-poblacion-se-nego-a-que-la-masacraran

Y se hacen llamar las Fuerzas del Progreso, aquí el Yayo Gorrón

las-fuerzas-del-progreso-el-yayo-gorron

***

Linda Galmor Linda Galmor

 

 

La raíz y los vientos por Rodolfo Arévalo: Los que si tienen todavía memoria

Paredes que oyen.
Imborrable el recuerdo del viaje que realicé hace unos años a Praga, capital de la antigua Checoslovaquia, que me parece hoy, todavía si cabe mas curioso: El “odio” que tenía mucha de la gente con la que pude hablar, contra los Comunistas y el Estado Comunista. Era total… Los calificaban de megalómanos, que sumían a la población en la pobreza y la tristeza mas absoluta, sin un horizonte hacia el que apostar para una vida mejor, que no supusiera el sacarlos del gobierno del país.
los libros de Historia imparcial para podemitas 2
Conozco además muchos Rumanos que trabajan en España a los que les pasa lo mismo, y mi padre, que estuvo de viaje en Polonia en los años 70, me decía que la vigilancia allí sobre la gente era brutal, vamos que la guía que iba con él tenía que informar de todo, lo que habían hecho, dónde habían estado, de que habían hablado…
a ella también la vigilaban
Los que lo ven todo. Foto de Rodolfo Arévalo
Mi padre también recordaba bien que un día intentó pagarle la comida en un restaurante y la guía turística rechazó la invitación, por sus vigilantes, porque a ella también le vigilaban, y el poder comunista podía interpretar esa aceptación como una afrenta a su estado totalitario… Vamos de principio a fin un despropósito, absoluto y absurdo.
El comodín de Franco
El comodín de Franco
Totalitarismo opresivo, total y real, que aquí, con millones de personas votando a los iluminados de la cheka, parecen querer copiar, olvidando la historia reciente, la de Europa y la de España y transformando en falso sueño la peor pesadilla para el hombre en sociedad que supone la dictadura.
Rodolfo Arévalo Rodolfo Arévalo

La raíz y los vientos por Rodolfo Arévalo: La mentira de la izquierda

la mentira de la izquierda

Entre los políticos de izquierda hay mucho mentiroso, que vende formas de gobierno que no son para nada ajustadas a la realidad, de la esencia del ser humano, que es competitivo, egoísta y territorial, y que gracias a ser así, ha llegado a ser el ente inteligente que domina la naturaleza en todos los nichos ecológicos.

Cualquier otra consideración o exigencia de comportamiento, que se salga de ahí está condenada al fracaso. Lo ha demostrado la historia del Comunismo a lo largo de los años. Una cosa es que se tomen algunas medidas de protección social para ayudar a quienes no tiene la capacidad de salir adelante por si mismo y otra muy distinta es que, en nombre de una igualdad absurda, porque no existe en estado natural, se quiera imponer una forma de comportamiento adaptado a la negación de la libertad que es la base de la convivencia social.

Rodolfo Arévalo Rodolfo Arévalo

El Arte del Encuentro, por Belén: De los chivatos, los soviets, la miseria comunista de la abuela Carmena y la genial Alicia Alonso

Secuelas del Socialismo del Siglo XX aplicado en #Cuba por 56 años. Foto de Yusnaby Pértez
Secuelas del Socialismo del Siglo XX aplicado en #Cuba por 56 años. Foto de Yusnaby Pérez

Durante veintitantos años he estado volando a Cuba, en donde hice amigos que, como dice una canción “hartos de ya estar hartos”, necesitaban contarnos como era su día a día a mí y a otros compañeros de la tripulación, de los que estaban convencidos no íbamos a denunciarles ante las autoridades castristas. Así, me hicieron partícipe, en no pocas ocasiones, de la realidad comunista en Cuba.

El otro día, al escuchar la pretensión de la alcaldesa de Madrid de instaurar la figura de un supuesto “supervisor de distrito”, o algo similar, me vino muy vivamente a la cabeza una inolvidable experiencia personal en La Habana.

En Cuba están plenamente vigentes los Comités de Defensa de la Revolución (los CDR). Los hay de distrito, de barriada, y de edificio. Son los encargados de comunicar a la policía todo lo que ocurre en su zona de control: con quien te reúnes; de qué habla la gente; si te visita algún extranjero, qué cosas te cuenta, si te llevan algún regalo, etc. Para estos comisarios políticos (soviets) NO se pueden mantener las puertas de una casa cerradas.

Alicia Alonso

En cierta ocasión, a través de la gran bailarina, Alicia Alonso, con la que había coincidido en varias ocasiones en el mismo vuelo a Cuba, fui invitada, junto a tres compañeros más a visitar, en su casa, a la que había sido la fundadora del Conservatorio de Música de La Habana; una gran señora, a la que nunca podré olvidar.

Aquello, ni era una casa ni nada habitable. Era una gran estancia desnuda, de paredes muy sucias, sin un solo cuadro, sin cristales en la mayoría de las ventanas, sin un sólo mueble salvo cuatro sillas desvencijadas, con lo que alguno de nosotros hubo de permanecer de pie, y un gran piano solitario en el centro de la sala que proclamaba el esplendor que algún día, ya lejano, lució.

No viene, hoy, al caso relatar la heroica historia de la Señora que salvó aquel piano de la expropiación el mismo día que vaciaron, sin piedad, todos los muebles y utensilios de su casa. La gran señora que era la anfitriona se lamentaba, con lágrimas en los ojos, por no tener ni un triste refresco con que obsequiarnos. A todas éstas, se presenta en nuestra amistosa reunión un individuo, que ni saludó, pero exigió que algún vecino le trajera una silla.

Rihana recrea el esplendor perdido en la comunsta La Habana
Rihana recrea el esplendor perdido en la comunista La Habana

Se sentó a unos metros de nosotros a escuchar lo que hablábamos. Ante mi sorpresa, pregunté a la hija de la anfitriona que estaba de pie a mi lado, Marta Egusquiza, quién era este “señor”.

Antes de que pudiera contestarme, le tomó la palabra su madre, y , sin el menor temor y con evidente desprecio hacia el recién llegado, me contestó: es el CDR, explicándome, a continuación, cómo era el funcionamiento de ese sistema soviético (que no chavista) de control de la ciudadanía.

El intruso permaneció impasible, como si fuera de escayola. Al ver, ella, mi cara de preocupación por su valentía, nos dijo bien alto: No te preocupes por mí, ya soy muy vieja; ya no tienen nada que quitarme; no sólo me han vaciado la casa, me han vaciado la vida.

Así que ya sabéis por donde van los tiros de la Señora Carmena, que, entre ocurrencia y ocurrencia, nos impone una de estas.

María Belén López Delgado María Belén López Delgado

 

Los apuntes de Nacho: De la socialdemocracia, los fascistas y los soviets

Son los sicarios

La socialdemocracia es en la actualidad un batiburrillo de inmensas proporciones, pues en él se incorporan sin pudor cualquier grupo político del signo que sea. Un claro ejemplo, Unidos Podemos.

Es un consenso de la ideología del buenismo. Para los que no se adhieren a ellos, cualquier verdad les inoportuna. Para la izquierda más crispada, todos los que no piensan como ellos es un facha redomado. Solo ellos pueden disfrutar de total impunidad y así, actuar como les convenga. Todos los que aspiran a una auténtica libertad individual, soberanía, leyes a cumplir por todos y defensores de la propiedad privada, son enemigos a perseguir. Y lo hacen sin recato alguno.

Esto en Madrid, gobernando con los votos

Es lo que suele pasar cuando la ley y el orden son papel mojado. Eso les pone por encima de su cumplimiento. Ellos son siempre los buenos y el resto unos fachas abominables y cavernícolas. Es el fruto de la pésima pedagogía de la derecha.

Pero todo tiene remedio. Lo único viable es denunciar su perverso populismo llamándoles también fachas, que es lo que son en realidad, y, sobre todo, no tener complejo o miedo a ser llamado así. Es una palabra desgastada y manida, un mantra sin sustancia real, convertida así por el uso indiscriminado de los populismos.

Ignacio Rodríguez MárquezNacho Rodríguez Márquez

 

Los apuntes de Nacho: Del resultado electoral y el líder de los enemigos de España

Venezuela's President Nicolas Maduro (R) and former Spanish prime minister Jose Luis Rodriguez Zapatero smile while they talk during their meeting at Miraflores Palace in Caracas

Pasadas las segundas y, tal vez, no últimas elecciones en un año, consecuencia del patente narcisismo de los aspirantes a la Presidencia del Gobierno, que, llenos de vanidad, les ha llevado a cometer errores de interpretación un tanto mezquinos.

En esta ocasión, más españoles que en las anteriores elecciones, han dado su apoyo al Partido Popular y ,por tanto, a Mariano Rajoy. Ha sido un voto dubitativo y temporal, pero lleno de lógica, pues lo que se avecinaba era terrible para el futuro de España. Los ciudadanos lo han entendido y de ahí el resultado. Reconozco que creí que iban a ser diferentes, pero nunca una equivocación me han dado más felicidad y tranquilidad al ver alejarse el monstruo del “cambio progresista.”

También me alegro por el fracaso del “sorpasso” de Unidos Podemos, aunque parece que el PSOE sigue en sus trece de bloquear la gobernabilidad. Pero los neocomunistas ya han dado el primer golpe de fuerza, un aviso a navegantes. Tras la derrota, han aflorado sus instintos más rastreros como la envidia, el odio y el resentimiento más atroz e incomprensible, pues es la generación que mejor ha vivido en la historia de España, pero tergiversada maliciosamente por el peor Presidente que haya tenido nuestro país. Zapatero, un enemigo de España que sigue en Venezuela tratando de perjudicar los intereses de los demócratas venezolanos. Un tipejo de cuidado.

Ignacio Rodríguez Márquez  Nacho Rodríguez Márquez

Como Casablanca o Marilyn, la Codorniz cada día mas joven. Homenaje sin palabras

La revista más audaz para el lector más inteligente
La revista más audaz para el lector más inteligente
25 de Abril de 1975
25 de Abril de 1975
12 de Marzo del 67
12 de Marzo del 67