Pablo Iglesias, el contador de nubes, la Chacón y el coletariado de los pijoprogres camino del poder

Carmen Chacón, el contador de nubes y el ex-general hoy podemita en su época de esplendoroso poder.
Carmen Chacón, el contador de nubes y el ex-general hoy podemita en su época de esplendoroso poder.

Sube por la céntrica calle Santa Isabel y a la altura del cine Doré ni mira la cartelera. Busca la salida del barrio y se nota que sigue las indicaciones que le han dado, porque su mirada se centra en el nombre de las calles y cruza de acera unas cuántas veces antes de asegurar su salida por la calle Atocha.

Va disfrazada con vaqueros y unas amplias gafas de sol, pero es fácilmente reconocible. Anda despistada pero con coincide en su rumbo con el de los líderes podemitas que todas las mañanas realizan el mismo recorrido a la salida de uno de sus cuarteles centrales.

Está claro que por estrategia política no la acompañan, pero que acaba de terminar una reunión con los “mandamases del coletariado”. Se llama Cármen Chacón, es socialista, la generala en Cataluña, madre y esposa del señor Barroso, otro general electrónico del contador de nubes, poderoso caballero de la cosa mediática junto al empresario Roures, Ferreras y el apellidado Contreras. El círculo al completo de los millonarios de izquierdas a los que Zapatero concedió en el Consejo de Ministros del 25 de noviembre del 2005 la licencia de televisión analógica que todos conocemos hoy como La Sexta.

Y ahí va por la calle Atocha, sin escolta, enfundada en sus gafas la generala Chacón camino del palacio del poder, en el mismo día que el comunista Iglesias ha confirmado que para él, Zapatero ha sido el mejor presidente de España y, que por ello, procura pedirle consejo para los asuntos vitales.

Y es que los politólogos nos hablan de las corrientes internas del PSOE, de su vital importancia para conformar el futuro gobierno que saldrá de las urnas el próximo 26 de junio, nos remarcan las diferencias entre doña Susana y el culito bonito, las tensiones de sus varones y el cabreo de sus veteranos, pero poco, o nada, dicen del clan que ha inventado el concepto de socialdemocracia para blanquear a los podemitas, y que en estos días sigue al pie de la letra los preceptos de Maquivelo para conseguir el poder sin que los españoles ni España les importemos un pimiento.

Es lo que tiene la dictadura del coletariado de los millonarios progres a punto de subirse al coche oficial, y con escolta, ahora que todavía, nadie acaba de ver sus intenciones.

 

 

Los galgos y dóberman del PSOE, de estridentes ladridos, hacia su particular árbol del ahorcado

Pero sus estridentes ladridos
“Pero sus estridentes ladridos sólo son señal de que cabalgamos”. Goethe. Ilustración de Rafael Gómez De Marcos

Sorpasso es la palabra de moda entre los politólogos españoles. Todos la utilizan en las tertulias y columnas de opinión para definir el posible adelantamiento de los podemitas, en alianza electoral con IU, al PSOE. Y alguno de ellos además, aventuran con el concepto el final apocalíptico de las siglas históricas de las que muchos españoles llevamos años sosteniendo que le sobran dos: la de Obrero y la de Español.

Una proyección, análisis de micrófono y salón, que casualmente ya ilustran algunas encuestas.., un sentimiento en definitva que atruena en las calles de España después del rastrero comportamiento del joven Sánchez en los últimos meses, con el que ha demostrado que al líder socialista lo que le nteresa en primer lugar se llama Pedro Sánchez y luego igual. Lo ha dicho con mejores palabras el veterano socialista Nicolás Redondo a continuación de su sabroso titular: Voto al PSOE con la rnariz tapada:
“Primero, pleno respeto a su persona. Ha trabajado mucho y está trabajando, no ha parado. Pero creo que en algunas situaciones ha banalizado demasiado. Yo le he oído decir: mi referencia es Felipe, mi referencia es Zapatero, es Patxi López, es Rubalcaba, son Manuel Valls y Hollande, que dicen a su vez que su referencia es la reforma laboral del PP. Uno no se puede congraciar con todos… ¿Sabe lo que falta? Faltan ideas claras. Uno a veces no sabe en qué partido está.”

Que la reforma laboral es una excusa lo sabemos todos porque el enfermo sabe bien que tiene que tragar con el aceite de ricino. Una niñería de pijo de izquierdas que Pedro Sánchez no se ha cansado de repetir, sin reflexionar un ápice, sobre el problema del paro, el déficit, las exigencias de Europa, los cumplimientos de las promesas dadas y el exceso de gastos inútiles con el dinero público.

En el mundo de la bolsa se habla de ciertos rebotes al alza como rebotes del gato muerto y esto es precisamente lo que puede representar para el futuro del PSOE, la próxima convocatoria electoral: Una pasajera alegría de 24 horas, por la gran fiesta de la democracia, para luego bajar en picado hacia la muerte.

 

De los nuevos ladrones de la paz, la convivencia y la propiedad privada

En Valencia acción pancatalanista
La estatua de Manolo Montoliu en Valencia

Conozco personalmente a unos cuantos podemitas que se enervan al mencionarles la relación de su nuevo partido con el terror, los bildu-etarras, la violencia, esa Venezuela que en una semana cerró treinta y cuatro emisoras de radio contrarias a la política del populista  Chávez o la dictadura teocrática de Teherán. Es decir que nada de la totalitaria concepción ideológica de Podemos, ni tan siquiera el mas ligero atisbo que se podría plantear, por ejemplo, al conocer el gasto público que han originado los ayuntamientos que gestionan en enchufar a los suyos, les hace apartar su mirada de las proclamas basadas en la urgencia social y el bonito lema de la “nueva política”. Ellos forman ya parte de la secta y alumbran, sencillamente, un buen y cómodo puesto de trabajo público para ese pariente que está en el paro. O un buen plus mensual por afinidad ideológica o servicios prestados.

Leer Más

La foto del mes, del año y de la memoria histórica, y no de pez. Sobran las palabras

no, expresidente, no recorra la cortina

Sobran las palabras…