En el aniversario hoy de Debussy, homenaje al París de los genios

Lo descubro en el metro de París, hoy es el aniversario de Debussy. En la estación de Belleville. El calor es insoportable y un parisino joven, bien trajeado pero informal,  deja en su asiento al salir “Le Echos”, uno de los periódicos especializados en economía mas vendidos en Francia.

Así que, con asiento  y lectura libres, hasta mi transpiración se calma.

Voy camino del cementerio de Pere Lachaise, para rendir homenaje en sus tumbas a Oscar Wilde, Edit Piaf y Jim Morrisón.

Siempre he sido un mitómano y ahora, con las canas, refuerzo mis pasiones. Un titular del periódico prestado me llama la atención: “Debussy l’insaisissable”. Leo con interés y me sorprende mi comprensión de la documentada información porque desde hace algunos años disfruto con la versión del maestro Celibidache de los nocturnos y La Mer del compositor francés.

Resulta que hoy se cumplen 154 años de su nacimiento y la información, que por cierto a pesar de estar bien redactada y documentada aparece sin firma, ilumina algunas de la reflexiones del maestro  que disfrutó tanto  en vida de la poesía  como para musicar los poemas de Baudelaire, Mallarmé, Verlaine y Gide. El impresionista de los tonos por amor a la evocación.

Comparto mi emoción y mi amigo Rafa, el gran realizador, prejubilado como yo, aporta a mis pensamietos una de sus grandes frases: “Cada vez estoy más convencido de que la música no es, en esencia, una cosa que se puede emitir en forma tradicional y fija. Se compone de los colores y ritmos”.

Y hay que reconocer que lo de los colores suma en el guateque de la sensibilidad. Creo que por eso en París al gran  Debussy, con cariño, le llaman el “Whistler de la musique”.  Una serie de discos, libros y exposiciones recuerdan hoy al músico en esa ciudad que siempre amó y reconoció a sus artistas.

La agenda de don Francisco: Hoy es así, de homenaje: ¡Hasta siempre Lauren !

Lauren Bacall

En una escena de la película “Tener o no tener” que protagonizaban Lauren Bacall y Humphrey Bogart, ella le dice a él: ”Conmigo no tienes que fingir. No tienes que decir nada. Sí me necesitas, silba. Sabes silbar, ¿no? Juntas los labios y soplas”.

Lauren Bacall

El día de su boda, Bogart regaló a Bacall un silbato de oro, con una frase grabada al dorso: ” Sí me necesitas, silba”.

Entonces Bacall aún se llamaba Betty Joan Perske. Hasta siempre Lauren !!!

FELIZ DÍA !!!!

Francisco López Gamo Francisco López Gamo

La gesta del cabrero Simón Susarte: la única vez en la historia que pudimos recuperar Gibraltar

El exilio de los auténticos gibraltareños

Unos historiadores fijan el exilio de los gibraltareños el día cuatro de Agosto de 1704. Otros el día 6. Lo cierto es que después de cuatro días de asedio  y muerte, los españoles entregaron la ciudad el 6 de agosto de 1704 y marcharon al exilio.  Eran unas cuatro mil personas los que vivían en Gribaltar, una población estable y próspera de unas 1.200 casas, en aquel verano del año 1704 cuando los ingleses atacaron la roca con veinte navíos de guerra y unos 3000 hombres bien armados.

Existe bibliografía sobre el párroco que se llevó a lomos de un par de mulas los archivos de la parroquia y de la amargura y lloros del panadero del pueblo, así como que en esa larga fila de expoliados se encontraba. Simón Susarte, el pastor, que tuvo que dejar sus cabras y como casi todos sus vecinos acampó alrededor de la ermita de San Roque, origen de la actual ciudad andaluza.

el sanroqueño Luis Ortega Brú que con sus manos inmortaliza a los héroes como Susarte

Pero Simón, que solo aspiraba a recobrar su casa, y quizás, sus cabras, conocía cada sendero oculto de la roca, y por ello se presentó ante el General Villadarías para proponer un plan de reconquista de la plaza, de su pueblo. Conocía como la palma de su mano un paso, el del Algarrobo, por el que podría alcanzar la parte mas alta del peñón, la Torre del Hacho.

Si desde allí atacaba un grupo de valientes mientras el grueso del ejército  lo hacía desde el Campamento español cogerían a los ingleses entre dos fuegos.

Ruta de Susaeta

 

Fue la única vez en trescientos años de historia que los españoles invadimos Gibraltar con una buena estrategia y verdaderas posibilidades de éxito.

El general Villadarías designó a uno de sus coroneles, el Señor Figueroa, un comando compuesto por  unos quinientos hombres que siguieron al cabrero Susarte por los riscos durante la noche. Y ellos cumplieron con su cometido y lo pagaron con sus vidas, porque el grueso del ejército español no apareció a la hora “señalada”. El problema fue el de la coordinación y los intereses políticos. Esa expresión de la política de baja estofa que hoy asoma por todos lados. Al parecer el general decidió esperar a los refuerzos de los franceses que querían la gloria para el “imperio de las ordenanzas castrenses”. Una gran victoria no podía pasar a la historia de la mano de un humilde cabrero que cuenta la leyenda sobrevivió al cobijarse en aquellos senderos que nunca han recogido los mapas topográficos.

La ruta de Susarte

En la ciudad de San Roque hay un parque, un barrio y una estatua que  recuerdan su gesta (Páginas 296 y siguientes). Un acto heroico que merece no ser olvidadoSu nombre:  Simón Rodríguez Susarte, conocido como Simón Susarte, un humilde cabrero.

.

Del horror que produce la terrible realidad española. Homenaje a Bertolucci y Dominique Sanda

Imposible permanecer tranquilo en el ejercicio de la paciencia. Este mes de Agosto resulta propicio para el viejo oficio del periodismo que me distrae del camino a la particular Casa de los Maquis. No hay día sin grandes noticias, titulares bala, opiniones cañón y hasta cortinas de humo “para distraer” de los asuntos de corrupción y holgazanería política. !Cómo sin fuera todo un virtuoso ejercicio de egoísmo y ambición por el poder!.

El conformista

Menos mal que me queda el recuerdo de la bella Dominique Sanda, aunque sea con esa cara de horror, ira y miedo que dirige a Marcello Clerici, interpretado Jean Louis Trintignant en la película “El conformista” que dirigió Bernardo Bertolucci en 1970. ¿Se acuerdan ? El Sr. Clerici, profesor de filosofía es un fascista y está dispuesto a a casarse para aprovechar su luna de miel en París para pegarle dos tiros a un viejo profesor italiano que había sido maestro suyo en la Universidad.

El conformista cartel

Basándose en una novela de Alberto Moravia, Bertolucci dirigió una de las películas mas importantes del género denominado político. Luego declaró a los medios de comunicación que ” “Yo soy Marcello y hago películas fascistas y quiero matar a Godard, un revolucionario que hace películas revolucionarias y que fue mi maestro”.  Desde entonces la “gauche divine” no le perdonó que abandonara las tesis comunistas y sobre todo, que se reconvirtiera en budista.

El conformista. Secuencia del baile
Stefania Sandrelli y Dominique Sanda bailan un tango en la talia fascista. El Conformista. 1970

Y mientras tanto aquí, por mucho que miro a mi alrededor, nadie se hace budista. Todos seguimos con las orejeras calientesen busca de esa sombra del verano que nos permita la serena reflexión, camino como vamos de la insensatez supina y el “calentamiento local”. Menos mal que nos queda el acetato de la irrepetible Dominique Sanda. Me conformo: Ommmm!!!

Nuevo Homenaje a Marilyn entre las cortinas de humo de un país que se quema y no recuerda su historia

Marilyn después de la ducha

Excelentes efemérides para un solo día y el trago corto de mi memoria.  Ante tanta miseria política que ahoga el hoy refresca echar la vista atrás. Un cinco de agosto nació el escritor francés Guy de Maupassant,  y hace también  83 años que el partido Nazi se convirtió en el único partido legal de la Alemania de Hitler, causante de la Segunda Guerra Mundial. También cumplen la pequeña Ana Frank, que tal día como hoy fue descubierta en su escondite por las SS y enviada a Auschwitz y, como bien recuerdan las huestes de la izquierda patria en las redes sociales, también fueron fusiladas por el bando ganador de la guerra civil las llamada trece rosas  en Madrid. Pero permitidme ante tanta barbarie y muerte que me quede con ella, mi personal icono con visillos de seda y sin cortinas de humo que falleció el 5 de agosto de 1962. Marilyn Monroe.

1962. Marilyn Monroe fotografiada por Bert Stern

Porque Inmersos como estamos en una España que se quema y no quiere recordar la cita de Churchill: “Los fascistas del futuro, se llamarán a sí mismos antifascistas”, en la que políticos y seudo intelectuales nos enredan con las denominadas  cortinas de humo, auténticas maniobras de distracción para ocultarnos su incompetencia y justificaciones personales para quemar los libros y opiniones de todos los que no son de su correa. Para despistarnos en esencia de su tacañería mental y laboral. Todo lo contrario de la bella Marilyn de la que no hay día en que no se pueda descubrir una nueva foto. Inigualable, como la de ayer o la que, seguro, encontraré mañana.

Marilyn Monroe con chimpancé

 

 

 

 

Alegoría de la Fortuna

Anonimo - Allegoria della Fortuna - 1550
Anonimo – Allegoria della Fortuna – 1550

Homenaje a nuestros mayores rockeros. Aquella noche en blanco y negro

Yo Estuve allí.

En el concierto de Rory Gallagher el siete de Marzo de 1975 en el Teatro Monumental de Madrid. No recuedo con quién fui, pero al ver, hoy, los videos en blanco y negro comienzo a refrescar algunos sentimientos agazapados y  me siento alegre, emocionado, de lo bien que lo pasé. Aquella noche fue la primera vez que dormía con los oidos zumbándome por la descarga eléctrica de sonido que acababa de disfrutar. Aquella noche fue también pionera en mis reflexiones sobre el “conflicto generacional”. No lo supe entonces, pero una de las canciones que Rory interpretó fue”Young fashioned Ways” . Dice así:

Tal vez envejezco

pero tengo maneras de moda juvenil…

Un caballo joven  es rápido

Sin embargo, un caballo viejo sabe lo que está pasando…

No habrá nadie para ocupar mi lugar…

 

Rory Gallagher en Madrid. Marzo 1975

En aquellas años, al menos ya sabía, en un mar de dudas, que aquel joven irlandés, Rory Gallagher, era uno de los más grandes de la historia del Rock. Era también un músico algo incomprendido porque no era aclamado por todos, y  quizás por eso, hoy muchos le han olvidado desde que murió en los noventa. Pero en Madrid, en 1975, la sala del Monumental estuvo repleta en un concierto que a mi me dejó cicatriz más allá del hecho musical.  Recuerdo que sobre todo, en las butacas o en pie, y bailando, lo que había eran muchos mayores. Y por eso, aquella noche me dormí pensando en aquellos “viejos” bailando rock,n,roll, retorcidos de caderas ante los solos que, como nadie, Rory sacaba a su Fender. Eran viejos, “caballos que sabían lo que pasaba”, y que además bailaban mucho mejor que yo.

Hoy Niza… Mañana Eurabia

No debemos llamar solo terrorismo a lo q es ya una guerra abierta y declarada del yihadismo contra nuestra libertad

De la politología al Arte entre las claves mitológicas de la vida y la muerte

 Caronte atravesando la laguna

Durante todo el día a las puertas de un quirófano de hospital he soñado con un cuadro del Museo del Prado. Una obra de arte para muchos desconocida titulada Caronte atravesando la laguna Estigia: la tabla más famosa del pintor flamenco Joachim Patinir, pintada hacia el año 1520.

Caronte atravesadno la laguna Estigia. Madrid. Museo del Prado

Gracias a las optimistas informaciones de los médicos, al ángelus puedo reencontrarme con la realidad de las noticias y ese aciago devenir del mundo y las incertidumbres de la política nacional en mi querida España.

Ahí fuera del hospital están los terroristas musulmanes matando y violando, los comunistas venezolanos asesorados por el contador de nubes, y mas cerca, en el Parlamento español ese esperpéntico diálogo basado en la corrupción y el egoísmo.

Nada nuevo mas allá de un grado de incertidumbre que la izquierda atiza en la calle satisfecha con el PSOE de Sánchez amenazante con un frente de izquierdas animado por Iglesias y esa ideología logisana que sufrimos, falsa pieza de recambio que asola nuestra sociedad engrasada con el aceite del odio.

Y de nuevo en la espera de la antesala me vienen a la memoria esos círculos concéntricos al mal que Dante expreso al inicio de su Divina Comedia. En el infierno. Un infierno que se nos avecina por la vía mas entrañable y humana: la de la cotidianidad.

Porque al final del viaje que Caronte realiza en su barca, en el inframundo, en ese Hades que Dante reconvirtió en infierno católico, en lo más profundo, mas abajo de lo hondo, de los lujuriosos, los glotones, los derrochadores, los soberbios, los herejes, los violentos, los asesinos, los alcahuetes, los mamahuevos y corruptos, están congelados los traidores, en el noveno y círculo final que vigila el innombrable batiendo infatigablemente sus alas de dragón.

Y es que además de la música, no hay nada como un buen cuadro para pasar el rato entre tanta miseria moral, los traidores y la esencia que todos tenemos impregnada a la piel en forma de oxidación y senectud.