Iñaki Arteta “Contra la Impunidad”. ENTREVISTA con un Cruzado desde los Madriles de Juan Miguel Novoa

Iñaki Artera. Foto de Juan Miguel Novoa
Iñaki Arteta. Foto de Juan Miguel Novoa

Entre un amago de lluvia en Madrid bajo el horizonte de nieves en la sierra, las calles se duplican para acoger un jueves de estreno en la Gran Vía. Así mientras una alfombra roja se deja pisar por la “Reina de España”, un pavimento con recuerdo de sangres desemboca en el Palacio de la Prensa para recordarnos los crímenes impunes de ETA.

Evasión frente a realidad entre luces fosforito. Elegimos una obra fundamental, la última, del gran Iñaki Arteta: “Contra la impunidad”. Hace apenas un mes, en sol de otoño, tuvimos la oportunidad de hablar en Valladolid, donde se ofreció en la sección “tiempo de historia” de la SEMINCI. Arteta nos muestra en celuloide y documental un escándalo, rosario de injusticias y silencios que tejen los últimos décadas de horror terrorista en España: los crímenes sin resolver de ETA por diferentes circunstancias. Lo que la Fundación Villacisneros denuncia en un texto, lo rubrica Arteta en cine.

Aquí no hay glamour, hay verdad, la nuestra, la de los hijos de España, la verdad de nuestros muertos que agitan conciencias zombis para recordarles que la vida no es una ficción. Se apagan las luces de la sala, y en el lienzo blanco se dibuja la lucidez.

Cartel de Contra la Impunidad de Iñaki Arteta
Cartel de lapelícula Contra la Impunidad de Iñaki Arteta, patrocinada por la Fundación Villacisneros

ACTO I: BIENVENIDO A CASA

Bienvenido de nuevo a Valladolid. ¿Ya es la cuarta vez que acudes a nuestro festival, no?

Efectivamente, debutamos en la SEMINCI en 2005 con “Trece entre mil”, luego en 2012 con un documental sobre Nicolás Redondo y dos años después con “1980”.

Se te recibe como a uno de casa, ¿te sientes así de cómodo cuando vienes?

Sin duda, mucho. Fíjate que cuando fui invitado por el director del festival no tenía aún acabada la película. ¿Cómo la tienes? Me preguntó, muy bien, le dije. Y aquí estamos, en un acto de total confianza de años..

El público te acoge con mucho cariño. ¿Notas diferencias con el de tu tierra?

No, muy bien también. Es cierto que allí el perfil de público es más militante. Vamos a salas pequeñas y, aunque siempre hay gente que no te puede ni ver, claro, los que te quieren están entregados. Los estrenos en Valladolid o en Madrid, siempre tienen una acogida fenomenal, si en Bilbao metemos a 300, 400 personas, es otro éxito. Como te digo, son gente muy motivada, que lo hacen por militancia.

La presentación de tu último trabajo se produce hoy en la SEMINCI, en el reciente festival de San Sebastián acudiste con “1980”.

Si, en la sección “The act of killing” sobre el cine y la violencia global nos pidieron “1980”. Se expusieron 30 películas de todo el mundo, con 4 o 5 películas del tema vasco.

La película es dura y lúcida, como toda tu obra, ¿cómo reaccionó la gente?

Bueno, se les cae el mundo encima, por plasmar lo que hemos vivido. Siempre que se acaba la película hay un gran silencio, entonces dices ¿bueno alguien quiere preguntar algo?  Nada, claro. Es un silencio de la gente que lo ha sufrido.

1980-de-inaki-arteta

ACTO II: UNA EXCEPCIÓN EN EL “SECTOR”

Del conjunto de películas españolas que tratan sobre el tema terrorista, el tuyo es un proyecto muy diferente al que se muestra en el conjunto del cine español. ¿Cómo te sientes en un sector tan desconectado del tema que tú tratas?

En el cine español hay de todo, la verdad. Es cierto que afloran más los sectarios, de inclinaciones más de izquierda e incluso “antisistema”, sean directores, actores… Yo, realmente, no me siento muy del sector. Me interesa mucho el cine pero no el “mundo del cine”. En todo caso, hay que decir que los documentalistas no tenemos mucho glamour. Nuestras películas se hacen con equipos pequeños…no es como la ficción. Tampoco conozco mucha gente y no me gusta el entorno del cine.

De puertas afuera, aunque haya de todo en el sector, como dices, lo que nos llega al gran público, sean por declaraciones, galas de premios…es bastante sesgado hacia una corriente muy determinada de opinión que, realmente, no se parece mucho a la tuya.

Si, puede ser. Pero es en general, en todos los campos. Hay una conciencia de sobreestimación de la opinión de la izquierda frente al resto del mundo. Pero no es así, aunque son los que más hablan, y se arrogan la representatividad de todos. Esto es muy negativo porque hay gente que te dice “no me gusta el cine español porque es de izquierdas” y realmente no lo es. Este tipo de reivindicaciones tenía cierto sentido en el franquismo pero ahora no, en un mundo tan plural.

Respecto al tema de ETA, en particular,  la visión que ha dado el cine varía desde una asepsia de igualar bandos, tipo “La piel contra la piedra”, por ejemplo, a thrillers como “Días contados”, “Lobo”… hasta el reciente humor de los famosos “apellidos vascos”. Sin embargo de las víctimas solo pareces hablar tú, ¿cuál es tu opinión de este panorama?

Tengo mi opinión pero quizá no sea la persona más adecuada para hacer el análisis. Mira, los que deciden las películas son los productores. Tú puedes tener un guion maravilloso pero los que deciden son ellos.

Si le damos la vuelta y las víctimas hubieran sido de la extrema derecha, no me cabe duda que se hubieran hecho muchísimas películas, seguro. La visión de nuestro cine, como mucho, muestra casos aislados adornados por una trama de acción de manifestaciones, fugas de terroristas… donde se omite lo más sangrante de la historia de esta tragedia, que son las víctimas.

Esto en sí ya define toda una actitud.

Desde el punto de vista humanitario, de narración y preocupación social de tantos años…que el cine español no se haya ocupado de las victimas es un objeto de tesis para el futuro, y eso dice mucho del sector, es cierto. Es cuando te preguntas: ¿qué atención ha tenido el sector sobre lo que estaba ocurriendo en su país?

Sobre todo en un tema que dura tantos años y permea toda la democracia

Claro. Por ejemplo, al crear “1980”, repasé las películas que se hicieron en ese año y en total se estrenaron 200 películas o así. Las más importantes fueron “El Crimen de Cuenca”, “Pepi, Lucy boom…”, había mucho destape, terror malo… pero ni una sóla sobre la violencia de ETA. Igual sucedió en el 81 y más años… nada. Es cuando piensas ¿y esta gente? ¿hacia dónde miraban?.

El problema no ha existido para un medio de comunicación tan poderoso como es el cine, entonces.

La conclusión en general de todas las pelis de los últimos 50 años, es que el terrorismo no ha sido relevante en España. Hay 50-60 trabajos en total … de las 4000 películas que, a grandes rasgos, se estrenaron.  Y de esas, que salgan las víctimas pues son las mías, una de Querejeta: “Asesinato en febrero” y otra muy buena: “Los justos” que desgraciadamente tuvo muy poca repercusión al ser un documental mediometraje. Esa falta de prestar atención a un hecho tan doloroso e injusto… dice mucho.

Iñaki Arteta. Foto de Juan Miguel Novoa.jpg
Iñaki Arteta. Foto de Juan Miguel Novoa.jpg

ACTO III: EL PROYECTO: “HACER MEMORIA”

Por tanto, cuando empezasteis en el 2001, entrabais en un terreno inédito.

Si, como no lo había hecho nadie, comenzamos algo sin referentes. No había nada. Fue una sorpresa, ¿cómo no se les había ocurrido a otros? Puedes entender el tema del miedo. Pero eso si vives en el País Vasco, pero en Madrid, Barcelona, Valencia… en fin, hay muchas cosas que se te escapan.

¿Cuál fue su motivación para enfocarlo desde el punto de vista de las víctimas: justicia social,  conciencia humana…? Mi secretaria, muy católica,  me dijo ayer que te preguntase si eres creyente.

No soy practicante, la verdad – dice sonriendo – Tengo una cultura cristiana pero no me acerco a la religión. Digamos que tengo una “cultura humanitaria”. Te cuento una anécdota: yo tengo 3 hijas, mi mujer sí que es practicante y las lleva a misa todos los domingos. Bueno, de más pequeñas, en la parroquia había un cura joven, divertido… y mi mujer me decía, Iñaki pues a ver si vienes un día, verás que bien. Yo le saludaba por la calle al cura, un chico majísimo y tal… pero yo no iba. Entonces él se entero de las películas que hacía y le dijo a mi mujer: mire, que no se preocupe, que ya está, no hace falta que venga a misa, he visto su trabajo y con esto tengo suficiente.

Entiendo que lo que hago tiene un sentido personal claro, he elegido lo que quería hacer, y lo hago desde un punto de vista y responsabilidad ciudadana, humanitaria.

Desde 2001 con tu primer film, has ido evolucionando hasta tocar diferentes vertientes sobre el mismo eje.

Si, al principio, comenzamos con mucha rabia. Teníamos una ganas locas de hacerlo y poder expresar la rabia de lo que estaba pasando. Luego lo hemos ido elaborando intelectualmente y hemos ido progresando en diferentes aspectos hasta llegar a “Impunidad”.

Comenzamos desde el núcleo del dolor de las víctimas. Luego con el “Infierno vasco” lo ampliamos desde el exilio de la gente que se tuvo que ir; “1980” es la interpretación desde diferentes sectores como la sociedad, iglesia… y ahora, entre varios proyectos, elegimos este.

Las manos de un cruzado. Entrevista con Arteta. Foto de Juan Miguel Novoa
Las manos de un cruzado. Entrevista con Arteta. Foto de Juan Miguel Novoa

ACTO IV: LA OBRA, UNA NUEVA VISIÓN DEL DRAMA

¿Cuál es el origen de esta idea, muy diferente a las anteriores, en mi opinión?

Dijimos, ahora que se ha acabado, si no el terrorismo, sí la violencia armada… vamos a ver cómo está la cosa.  Y nos encontramos con que, a estas alturas, había más de 300 casos sin resolver, aquí hay una película. Hacer memoria es esto. Vamos a hacer balance y luego interpretaremos. Investigar cómo está la justicia con las víctimas, ¿han pagado los terroristas con lo que han hecho?…. Si, es un proyecto diferente a los anteriores porque hablamos del presente.

Fíjate, yo conocía el problema desde una tarde en la presentación del libro en el Retiro de Madrid “Los agujeros del sistema” con presentación de María San Gil y Consuelo Ordóñez y testimonio de Ana María Vidal-Abarca. Me escandalizó la gravedad del tema. La palabra “Impunidad”, que da título a la película sonó varias veces, pero lo que yo oía realmente era “Complicidad”. ¿Cómo nos lo cuentas tú?

Hemos elegido casos muy diferentes. Lo ves y te tiras de los pelos, dices, ¿ni a mala fe, no? Hay muchas versiones cruzadas, habrá habido malas interpretaciones en algún caso… seguro que los asesinos han hecho lo que han podido para encontrar fisuras en el marco de la ley y escaparse, pero, en fin, hay muchas cosas. La película no da una repuesta y salen cosas contradictorias. No queremos ofrecer una respuesta, sino una llamada para decir ¿Cómo es posible que esto haya ocurrido aquí?

Desde luego, los casos escandalizan. En algo tan sucio y opaco como esto, donde la negociación con ETA, siempre presente y siempre negada hasta su consolidación con el gobierno que surge el 11M, desde un entorno de cloacas, amnistías, reuniones en Argel… si ahora se descubre que, desde el punto de vista legal una gran parte de los crímenes no se han investigado por el Estado o se han investigado mal… a mí, y esto lo opino personalmente yo, me viene a la cabeza una tercera palabra: “mentira”. ¿Qué has descubierto tú?

Es una lectura, desde luego. Yo la que hago, pues hay varios niveles de lectura en nuestro trabajo, es que a las victimas les han tocado todos los niveles posibles de injusticia: el olvido en un primer momento, la miseria en que vivieron por no tener ningún tipo de ayuda, posteriormente el tema de la justicia, además el ver que en tu pueblo salen los asesinos… Y parece que al acabarse la violencia armada se quiere bajar rápidamente la persiana de todo, desapareciendo colectivos de victimas casi “por inanición” dejan de tener presencia, interés político… En fin, lo que les faltaba, unido a una justicia que cae en saco roto.

Has dicho antes la frase “hacer memoria”. Mira, la alcaldesa de Madrid, lugar donde vivo y ciudad más golpeada por ETA, dijo hace tiempo en unas jornadas contra la corrupción y la delincuencia económica organizadas por la Unión Progresista de Fiscales y Jueces para la Democracia que: “los eslóganes de tolerancia cero” en cuestiones como corrupción o terrorismo “quedan muy bien” pero “no quieren decir nada” y deseaba que “los jóvenes empiecen a olvidar” el terrorismo en el País Vasco”. Por tanto, para algunos asuntos – cercanos y de sangre –  hay que olvidar y para otros –  cosidos por la distancia del tiempo y la ideología –  no?

Evidentemente hay una intención de recordar una cosa y olvidar otra lo que supone un problema. Mira, esto lo hemos vivido todos, la guerra civil no y queda lejos. El presente nos implica y claro, nos genera problemas. Esto es una cuestión, además hay otra: nuestros nietos, como paso con la guerra civil, querrán saber lo que pasó con ETA.

contra-la-impunidad
Contra la impunidad

 

FINALE: LA ESPERANZA

¿Qué esperanza podemos sostener, desde la gente que ha investigado y ayudado en su trabajo?

Hay varias personas que están apareciendo para reavivar esto. Se ha producido la catalogación de todos los casos, otros se consiguen reabrir… además una Asociación de Víctimas que intentan que los crímenes de ETA sean reconocido como de lesa humanidad… Es decir, todavía hay gente que, como hormiguitas, están intentando luchar, esto es lo realmente positivo.

Para terminar con buen sabor de boca, quería mencionar a un autor que he leído antes de hacer la entrevista: Fernando Aramburu. Me parece el equivalente tuyo desde la literatura. Nació el mismo año que tú. Al final, entre toda esta mentira, ocultación y crimen ¿van a tener que ser dos vascos de una generación determinada los que nos expliquen el tema al resto de los españoles?

Le conozco personalmente, magnífico, estoy esperando su último libro. Ojala hubiera más como él. Más libros, novelas, ensayos…  que al fin y al cabo son más económicos que hacer una película. A los vascos, nos ha tocado el tema de manera muy personal, sí, lo hemos vivido demasiado cerca.

Ha pasado el tiempo, poco, nada. Nos queda todo por contar y más compañeros le reclaman. “Ha sido un placer” decimos. Aire fresco de un cruzado que no pisa alfombras rojas ni está en la pomada del “mundo de la farándula”, un tipo necesario, un notario documental y un artista, de los de antes, claro, de aquellos que, estudiando la realidad se dejan interpretar con y por ella. Salgo satisfecho al otoño de Castilla, mezclándome entre piedras medievales mientras caen hojas eternoretornistas, paisaje del presente absoluto de una Memoria que se niega a desaparecer.

juan-miguel-novoa Juan Miguel Novoa

De paseata con Miguel Bosch y la manifestación de uno que todos deberíamos ser en Cataluña

2013-11-25 16.05.40

La imagen del recreo en esta escuela pública de una pequeña localidad de la comarca del Bages, en Cataluña Central, muestra el cartel verde en el que se lee “En un país de todos, la escuela en catalán”. Un lema oficial que llega al corazón de muchos vecinos, mas o menos la mitad del pueblo, pero que se ha convertido en una  auténtica tortura para  uno de los padres de los niños del Centro, que no comprende , sencillamente, como la directora permite  ese rótulo separatista, manipulador y mentiroso. Uno que somos todos.

Un padre que representa a la perfección a esos cerca de tres millones de catalanes que no sueña con las fronteras del separatismo catalán y en esencia sufre el abandono de la mayoría de los políticos que protagonizan el debate parlamentario.

con-todo-el-corazon-desde-cataluna

Miguel Bosch se llama. Y desde hace cinco años, desde que ayuda en la organización del 12 de Octubre en Barcelona como fiesta de la Hispanidad sabe bien, y sufre, en que consiste el  apartheid social por estar considerado, etiquetado y señalado oficialmente, como mal catalán.  Y el caso es que solo quiere que la Ley se cumpla, que en su pueblo se acaten las sentencias judiciales, se respete la Constitución y su hijo pueda estudiar también en castellano, su lengua materna.

miguel-bosch-en-la-manifestacion-del-12-de-octubre-en-barcelona

Me he expuesto más que cualquier otro, casi sin darme cuenta. Me he entregado en estos cinco años y, lamentablemente, algunos piensan que es protagonismo, no se lo deseo pués. Y lo peor es que no solo piensan mal o hablan mal de mí los separatistas, no, que va, recibo ingratitud de los que aparentan otra cosa, y se han aprovechado de mi manera de ser. No todo es oro lo que reluce, caemos fácilmente en el deseo de nuestro corazón y en las garras, la obra del mal al mismo tiempo
Señalado por unos y despreciado por otros, esa es mi situación, pero no voy a quedarme con los brazos cruzados.

Con valentía, dialogante, y amparado por la libertad de expresión manifestó su opinión, su sentir sobre la inmersión lingüística que afecta en primera persona a su hijo pequeño, criticó el cartelito verde de marras y recibió un puñetazo mientras un grupo de independentistas le gritaron al unísono que si no quería estar en Cataluña se fuera, gran hijo de … Una mala mañana. Inolvidable por su proximidad a las pesadillas. Y aún así decidio luchar.

Miguel Bosch

Para un servidor el 12 de octubre en Barcelona en estos últimos cinco años ha significado mi compromiso y esfuerzo. He vivido  momentos muy agradables y otros muchos muy amargos, es una colaboración entregada, pero hoy comprendo que siempre hay un límite. Hay aspectos que no se ven y yo he vivido, sufrido, y hoy al despertarme con el balance realizado asumo que  no tengo la ilusión que tenía. El fuego amigo es lo peor que nos ocurre a las personas porque mientras nos resguardamos vemos bien los tropezones que nos ponen con intereses bastardos. Aún así seguiré apoyando al día de la Hispanidad y hoy puedo decir que ya he comenzado a preparar el del año que viene, aunque está vez sin berrinches y con libertad.

la-bandera-de-espana-en-barcelona

El señor Bosch me dice que no merece la pena hablar de él en estos malos tiempos para la libertad en Cataluña. De clase humilde, madre albaceteña, y padre catalán, con estudios básicos de Formación Profesional, Miguel Bosch ha trabajado en diferentes y  diversos oficios, hasta que a causa de un grave accidente de tráfico es pensionista desde el año 1989. Tiene conocimientos de electrónica y electricidad, y es compositor de música Góspel, labor que le apasiona y a la que quiere dedicar el resto de su vida.

En Cataluña no existe libertad, para los catalanes españoles. Porque Vd y yo podemos discrepar y nuestro comportamiento, idea, o religión, pueden ser diferentes, ¡pero amigo! cuando hablamos del respeto, entramos en un correcto proceder. Y ese es el gran problema que nos preocupa  a muchos en el día de hoy en Cataluña. Y sepa que hablo en plural porque Ud. y yo somos españoles, y tanto a uno como a otro, nos duele, lo que hoy sucede, con nuestros dirigentes de partidos y gobiernos, que nos han abandonado, ¡Por Dios!, diecisiete nada más ni nada menos!, pero el que más nos asusta es el responsable de todos ellos, el central, el gobierno central que reside en Madrid. Los ciudadanos españoles nacidos o que residimos desde hace años en Cataluña, vivimos una situación anti-democrática, injusta, y que ya,  nos está  pisando nuestros derechos fundamentales expresados en el marco legal de todos, en la Constitución del año 1978, que paradójicamente permitió la creación y el desarrollo  de la Comunidad Autónoma y que hoy agrede la unidad y la convivencia, los derechos de los padres y de los alumnos españoles en Cataluña. 

bon-dia-patriotes

Conocemos hoy los diferentes ecos de las noticias sobre el anuncio de golpe de estado que dirige la Generalitat. La inacción del Gobierno. El clima fascista de imposición por parte de los que deciden quiénes son los buenos catalanes, y pretenden convertir en extranjeros a quienes no piensan como ellos, bien sentados en el poder subvencionado. ¿Pero qué es lo qué siempre recordará del pasado 12 de Octubre don Miguel?

Y Miguel Bosch me mira de frente.  Me sonríe cariñosamente pero intuyo que apenas puede disimular un ligero deje de ironía en sus ojos. Y me canta sus palabras:

– Los castellers fueron estupendos, y en esencia la representación de un duro golpe al separatismo.

Los entresijos del infame robo del Archivo de Salamanca. La segunda victoria de la Asociación Salvar el Archivo

Policarpo Sánchez envía 24.000 firmas que exigen la devolución del Archivo
Policarpo Sánchez envía a la Generalitatr las 24.000 firmas que exigen la devolución del Archivo

Justo al contrario de la velocidad con que se ha ejecutado el expolio del Archivo de Salamanca, los españoles vamos conociendo, poco a poco, los entresijos y la infamia política con la que se calculó e ideó hace ya diez años, y durante todo este tiempo han mantenido con impunidad los gobiernos del PSOE y El PP enviando a Barcelona mas de cuatro cientos mil documentos ajenos a Cataluña.

Leer Más

De paseata con Miguel Bosch, en torno a Lorca por la unidad de España

Lorca con bufanda, galletitas y tabaco. Foto: Juls
Lorca con bufanda, galletitas y tabaco. Foto: Juls

Quedamos en la Plaza de Santa Ana de Madrid y tras saludarnos Miguel Bosch se fija en la estatua de García Lorca con la paloma en sus manos que hoy, día de frío, ha amanecido con bufanda, y solemne, sensitivo, me dice que esa es la imagen que buscan los convocantes de la concentración del próxmo domingo en Barcelona. Una sincera llamada a la paz, porque muchos catalanes me asegura, están sintiendo el terrible frío en la nuca del enfrentamiento.

Así lo siento, un enfrentamiento que provoca una determinada estrategia política y que no es lo que desea la población, no al menos los que abogamos por la convivencia y la unidad.

El enfrentamiento es lo que nos sirven los líderes políticos en sus menús de idearios y también gobiernos tanto  estatal como local, unos en su omisión al deber y otros con sus amenazas a nuestros derechos, no debemos alimentarnos de eso, y un servidor pide a la población de no caer en la trampa”.

***

Somos millones los que no entendemos por qué debemos sentirnos diferentes y extraños en nuestra propia tierra

***

Miguel me confirma que se siente a gusto en Madrid. Se ha tomado por asuntos familiares un par de días de descanso en la tarea en la que lleva concentrado las últimas semanas: Aglutinar y apoyar por todos sus medios la concentración del domingo en Barcelona.

“Necesitamos ser escuchados, ver realmente que las autoridades se preocupan de nuestras demandas, que se preocupan por la libertad de expresión, el respeto a ideas , principios y valores. Los catalanes pagamos los mismos impuestos o mas caros que en otras comunidades, nuestros deberes los realizamos, y no entendemos por qué debemos sentirnos diferentes y extraños en nuestra propia tierra”
Miguel Bosch en concentración

Leer Más