Las amistades peligrosas: El populismo, la demagogia y el fanatismo llegan a Europa de la mano de los refugiados

Podemos AcogeLa publicidad la airea el señor Pablo Iglesias esta mañana con unas palabritas y un hashtag para el mundo del pajarito en el que los podemitas se mueven como pececillos en el agua: “No nos hace falta más indignación con la crisis humanitaria que vive Europa, hacen falta soluciones “. 

La señora Oltra

Coincide la campaña publicitaria, quizás casualidad, no lo creo, con las declaraciones de Compromis en Valencia en las que la señora Oltra pone a disposición del drama lo que haga falta. Al igual que Barcelona,  Madrid, y Cádiz. Las nuevas y progres ciudades de acogida de refugiados ¿Faltaría mas?

Y en este tsunami populista, nivel diez con insuperables espumaradas de indignación y demagogia,  los grandes gurús del periodismo mediático  se contentan con surfear sobre las olas del gran debate teórico sobre la ética profesional centrados en la imagen del niño sirio ahogado en la playa.

Y mientras, indignados, desafiantes en el ataque, claman a los cuatro vientos que qué es populismo. Populismo es la publicidad del profesor de política de la Complutense, el señor Iglesias, tan eurodiputado como su correligionario el tal Urbán que se pasea entre Macedonia y Grecia para tratar de apuntillar el capitalismo asesino aprovechando la muerte en directo que le fotografía su cámara y que arrima, tan empachado y egoísta como “el coleta”, el ascua a su sardina.

La imagen de la infamia

 

Populismo descarnado ya el de Ada Colau, la señora Oltra, la abuelita Carmena y el alegre Kichi de Cadiz, que declaran sus ciudades como ciudades refugio, humanitarias, y  progres de salón, como el de las palabras que publica esta mañana la insigne periodista Rosa Montero en las que, de manera poética, agradece a estas nuevas izquierdas su presupuesto humanitario.

Y estas izquierdas ni son nuevas ni reales mas allá de sus pomposas declaraciones que tanto gustan a los indignados. Solo populistas que como todos hemos visto las pancartas de muchos alemanes en los campos de fútbol este pasado domingo ofreciendo sus casas a los refugiados de la guerra, en la que sin declaraciones previas los terroristas islámicos se están zampando el Oriente Medio, y decapitando a miles de niños sirios, turcos y afganos.

La realidad de los niños muertos

Un demagógico ofrecimiento con elevadas dosis de chantaje emocional, como el que airean nuestros nuevos alcaldes y políticos estalinistas que pretenden abrir las puertas de su casa para que entren todos los refugiados que les quepan en sus mullidos colchones de Ikea, pero olvidan, porque está claro que es imposible que en todo estén,  que para que, los exiliados de la muerte lleguen a sus dominios particulares y traspasen el recibidor de sus casas, o los locales públicos que gestionan,  los refugiados deben pasar fronteras y caminar libremente por el espacio Schengen de la Europa del euro y sin fronteras, una Europa, por cierto, que ya sabe que en esta ocasión no son los marines norteamericanos los que deberán morir matando a los terroristas. Que la solución, sin populismo barato por sentimental,  mas bien todo lo contrario, está en erradicar y, sin florituras, matar a los asesinos que condenan a millones de personas a refugiarse en la vieja Europa, cuando lo que realmente anhelan es volver a sus casas y raíces.

El niño se llama Kinan Masalmeh y dice con aplomo : “Ayudad a los sirios. Los sirios necesitamos ayuda ahora. Parad la guerra en Siria y no iremos a Europa. Sólo parad la guerra en Siria. Sólo eso”, pero la nueva regidora, la señora Colau, no debe tener tiempo en reflexionar sobre el mensaje. Ella que ya sabe bien de las mieles que proporciona la manipulación política sobre un tema tan delicado como es el del suicidio no se va parar ahora en nimiedades sobre la muerte de los niños o el asesinato a los cristianos. Zarandajas para el populismo.

 

Imagen

Las ilustraciones de Rafa: Navidad electoral. Rajoy confirma que las elecciones generales serán en torno al 20 de diciembre

Navidad electoral

¿Por qué el Partido Popular genera una antipatía que va más allá de lo conocido en la política española? Si Rajoy nunca ha aparecido ante la sociedad como el dirigente ungido por la historia, como lo fue Adolfo Suárez; si Rajoy no ha sido nunca, ni será, el político de raza que fue Felipe González, que levantaba pasiones en los mítines; si Rajoy no ha tenido nunca, ni la tendrá, la empatía de presidentes como Zapatero; si no tiene, siquiera, la solidez política que acabó construyéndose José María Aznar; si nada de eso se le puede atribuir como líder político, tampoco es menos cierto que Rajoy se ha enfrentado como presidente del Gobierno a la situación económica más crítica vivida por España en todo este tiempo de democracia. Y la ha solventado con las cifras macroeconómicas que ofrece España en la actualidad y que nadie imaginaba hace tan sólo un año.


El espíritu de la Navidad hace que los ciudadanos tengan una predisposición emocional distinta, la paga extra, el sorteo de Navidad… por tanto, para intentar contrarrestar esa otra inclinación natural, sociológica, que existe en España para odiar a la derecha, o la capacidad que tiene la derecha para hacerse odiar, según interpretaciones.

Por lo tanto:  NAVIDAD ELECTORAL


extracto de Javier Caraballo 

El Confidencial  

Rafael Gómez De MarcosRafael Gómez De Marcos

El drama de los refugiados descubre que en España evolucionamos hacia el pasado de los reinos de taifas

Inmigrantes sirios intentando llegar a Grecia

Photo by Yannis Behrakis

 Hay demasiado en juego. Y llevamos ya demasiados días atendiendo, empatizando y callando con el ese drama humanitario que descubre las vergüenzas de Europa, cada día, a golpe de telediario. Con imágenes de todo tipo que ilustran hasta el infinito la miseria de la guerra y la persecución.

Emigrantes sirios en Grecia

Foto de Daniel Etter.

Un solo hecho y un sinfín de visiones que lo modifican y tergiversan hasta la egoísta declaración política. Infame utilización del drama y antifaz del cerebelo sectario que muchos calzan para ganar, como si de una simple partida electoral se tratara,  con la muerte, la miseria y el drama de miles y miles de almas.

Ahí están Ada Colau, los infames regidores de la autonomía catalana ahora indignados con la historia de los fascistas de los años treinta del siglo pasado, y los nuevos regidores del ayuntamiento de Madrid que llaman a la resolución del drama humanitario con el concepto de acogida familiar y olvidan la necesaria política de alturas en la que, y en realidad, la vieja Europa estudia su vuelta atrás en el vital tratado de Schengen.

Es en definitiva la puesta de largo y la consumación de la política de los populistas reinos de taifas en los que por unos intereses concretos, pequeñitos y bastardos, sus regidores olvidan la ecuación internacional que se está calculando en el tablero internacional que ahora protagonizan terroristas y demócratas. Radicales y tolerantes. Asesinos y víctimas.

Ponga un refugiado a su mesa y olvide todo lo demás. Qué fácil solución para anestesiar la conciencia. Y claro está : Los que vengan detrás que arreen.

La estelada, Felipe González y los dogones. ¿Acaso es ahí donde vais juntitos por el Sí?

La estelada en la lejana tierra de los Dogón

La foto no tiene precio aunque a los independentistas les haya costado un potosí. Como cada uno de sus pasos al abismo que en realidad  realizan como si fueran ricos, sin límite de gastos.

Y eso que ya casi todos sabemos el dinero a espuertas que el Gobierno catalán ha gastado en publicitar sus falsedades y “armar” una infraestructura de estado independiente. Una cifra indecente que en España no nos atrevemos a sumar con todos sus débitos en los que, algún día habrá que incluir además del tres por ciento, las reales consecuencias de la inmersión lingüística, las nóminas de profesores, científicos, historiadores, periodistas y una exhaustiva lista de gastos de representación y compadreo, de la que no existe un solo recibo ni justificante manuscrito.

Hoy leemos todos con atención las palabras que Felipe González dedica en el periódico El País “A los catalanes“. Y la mayoría alabamos su sentido de estado, esa esencia que todavía muchos asociamos a su presidencia en el Gobierno de España. Y recomiendo su lectura que acaba con la frase de “… con el enfrentamiento perderemos todos. En el entendimiento podemos seguir avanzando y resolviendo nuestros problemas”. 

Y es ahí, precisamente en ese final donde el ex-presidente se me queda corto, aunque comprendo y alabo su necesario llamamiento a la cordura, pero sinceramente creo que ya todos hemos perdido en el enfrentamiento.   Unos, amigos, otros, familiares y los de mas allá, la necesaria convivencia vecinal. Además que difícilmente se puede uno entender con los fascistas que por la noche, iluminados por las antorchas del odio y envueltos en las falsas esteladas, salen a gritar “Independencia” por las calles de Cataluña. Porque si está siendo caro todo este esfuerzo independentista todavía lo va a ser mas la minuta de los desprogramadores sectarios que deberán intervenir ante tamaña impostura sentimental.

manifestación fascista en Cataluña

 

 

Los rótulos de TVE y la Bichapresidenta del Gobierno: La encarnizada lucha en la última trinchera de la batalla por la toma de la colina pública

Bichapresidenta del gobierno

La culpa es del viento y, claro está de que TVE no sea de nadie como el público dinero como decía la ministra socialista. Y el hecho de que un alto porcentaje de profesionales luche durante su horario laboral por sus ideas, y sus futuros salarios, en vez de trabajar, o cumplir con el oficio por el que le pagan, es un condicionante meramente circunstancial. En la guerra, como en el amor, todo vale. Y en TVE, como en el mundo de las redes sociales, hay de sobra.

Acabo de llegar a casa tras cruzar por la la Plaza de Santa Ana, donde como es bien sabido está la estatua homenaje del pueblo de Madrid a Federico García Lorca y donde casualmente hoy unos veinte republicanos con una cámara de vídeo están montando un discreto espectáculo. Han envuelto al poeta con la bandera tricolor y un par de tipos con micrófono, me les imagino líderes, elevan la voz mientras miran a la lucecita roja. Me he acercado para empaparme del discurso y hasta mi perrita se ha portado bien porque no les ha ladrado. El caso es que estaban arengando con conceptos terribles como el de venganza y revisión de la historia. Reconozco que la palabra odio no la han sacado a escena pero les he visto las caras de ojos claros portadores de la verdad absoluta. Que por cierto me imagino muy parecidos al del responsable del rótulo que protagoniza la imagen  de la emisión matutina de la Uno de TVE, un rótulo falso y toda una metáfora.

Johann Schobert el inspirador de Mozart

Ya en casa elijo uno de mis discos favoritos para desconectar. Los cuartetos, tríos y una sonata del gran Schobert que discretamente sirvió de estímulo al genio Mozart y que murió en París junto a su esposa, hijo, criado y amigos, tras ingerir por error unas setas envenenadas.

Pero ni la bella coherencia de su música me hace olvidar que tanto en la plaza de Santa Ana, como en Madrid, en Cataluña y en España entera, algunos desalmados han puesto a circular demasiadas setas envenenadas y que al final, fatalmente, nos indigestaremos todos.