Si vis pacem, por José Crespo: (2) El órdago separatista

artur-mas-y-el-rey
La amenaza separatista ha llegado a un callejón sin salida. Separatistas e incluso socialistas o podemitas hablan de un referéndum, de una consulta de ese cacareado invento del neolenguaje, del derecho a decidir como si los españoles en general, el cuerpo de España, debiera estar pasivo antes unos descerebrados miembros que quieren romper ese cuerpo y abandonarlo.

Este es el final del camino en el que no vale el dontancredismo, el dejar hacer dejar pasar, pues lo que no se arregle sólo es susceptible de empeorar. A pesar de que el lobo está ahí, o mejor dicho la hiena, aún se resisten y descansan su posible decisión sobre una Justicia que ha sido desarmada previamente.

¿Habrá respuesta? ¿De qué tipo y en qué intensidad? Me atrevo a cuestionar. Me gustaría saber cuáles son esos mecanismos de relojería dispuestos a actuar ante la horda separatista que se arroga la democracia, la participación y que cuelga al gobierno el sambenito de la intransigencia, de la intolerancia. Se les llena la boca de diálogo, siempre que se haga lo que ellos quieran ¡claro!, ¡hasta ahí podríamos llegar!.

En todo caso ya lo dice el refrán, ¡a buenas horas mangas verdes!.

la-bandera-de-espana-y-el-balcon

Ni el mejor mago con visión radiográfica sería capaz de atisbar por algún lado esos mecanismos preparados para frenar en seco al separatismo. Si alguien los ve o conoce por favor que nos ayude, pues ni los grandes expertos que conocen los vericuetos de nuestro ordenamiento jurídico serían capaces de reconocerlos. Lo cierto es que no aparece ni se describe ninguna respuesta verdadera y por supuesto legal, una respuesta eficaz y con una graduación de las posibles penas y sanciones ajustadas de forma clara y definida a la gravedad de este desafío, convertido ya en permanente, que debe ser neutralizado de una vez por todas y para siempre.

Por ahora lo único que se nos deja entrever son respuestas tardías, acomplejados y raquíticas que más que otra cosa nos hacer caer en un bochornoso ridículo, cuando nos percatamos de que este triste espectáculo que se produce ante nuestras narices es fruto de la incompetencia del poder políticos multicolor, responsable último de esta lamentable y dolorosa situación frente a nuestro destino y nuestra Historia.

A cada exabrupto separatista, se nos recuerda eso de que dontancredo sabe gestionar los tiempos, y se nos pretende tranquilizar afirmando de forma hipócrita que el Estado está preparado para una respuesta clara y contundente… ¡Já!… esto no se lo cree ni el que asó la manteca.

los-alcaldes-secesionistas
Nadie nos aclara la realidad, igual que no se aclaró en aquel referéndum por la constitución europea, esa bazofia en la que no se contemplaba Ceuta, ni Melilla, ni la descolonización de Gibraltar, y en cambio sí aparecían lugares americanos, residuos coloniales, de países europeos… hasta Groenlandia y las islas Kerguelen en el Índico sur cerca del Antártico. En definitiva, a lo que vamos, la realidad es que, hoy por hoy, si una parte del territorio español proclama la independencia… ese hecho ¡no es un delito!, que no exagero, ¡¡que no es un delito!!… y eso lo han montado los separatistas con el total apoyo de los gobiernos de España, uno tras otro, creyendo que la cosa no iría a más o a Mas. Por eso andan así de gallitos esos paletos separatistas.

No hay pena posible para castigar algo que ninguna constitución democrática permite. Se nos dice una y otra vez que es un delito, pero nadie nos lo aclara. El señor Prego manifiesta que le consta el hecho de que muy importantes juristas de gran nivel apoltronados en las instituciones del Estado trabajan sin descanso y con denuedo para encontrar la naturaleza delictiva del desafío secesionista. Esperemos que nuestra fiscal general si es necesario de despeine por una vez y actúe en consecuencia.

Este hecho al que nos referimos fue delito de gravedad en nuestra España durante muchos años hasta que el Código Penal de 1995, llamado Código de la democracia, suprimió, ¡si señor!… ¡suprimió! a gusto de los separatistas, pues si no ¡de qué!, todas y cada una de las figuras penales que ordenaban un castigo a los ataques dirigidos a la unidad nacional, y los comportamientos secesionistas dirigidos a la fragmentación de la Nación Española.
Así es, ¿ustedes se creen que si hubiera una norma legal clara que pendiera sobre sus cabezas y actuaciones, estos cobardes, corruptos y ruines separatistas, tendrían agallas para actuar?, pues claro que no, lo hacen porque saben que aquí nadie va a hacer nada, pues no hay ningún apoyo legal para meterles en cintura y menos en la cárcel.

Companys en prisión
Companys en prisión

Me gustaría que estos socialista de hoy, y señores del PP, leyeran cómo se castigaba, y además de forma severa y contundente el Código Penal de la Segunda República. Si leemos su artículo 243 vemos que queda recogido el delito de rebelión en la siguiente forma:
Art. 243. Serán castigados como rebeldes con la pena de prisión mayor:
1.º Los que, sin alzarse contra el Gobierno, cometieron por astucia o por cualquier otro medio alguno de los delitos comprendidos en el art. 238.
2.º Los que sedujeron tropas o cualquiera otra clase de fuerza armada de mar o de tierra para cometer el delito de rebelión.
Si llegara a tener efecto la rebelión, los seductores se reputarán promovedores y sufrirán la pena señala en el artículo 239.
Con las mismas penas serán castigados los ataques a la integridad de España o a la independencia de todo o parte de su territorio, bajo una sola ley Fundamental y una sola representación de su personalidad como tal Estado español.

http://www.ub.edu/ciudadania/hipertexto/evolucion/…/1932.htm

homs-amenaza-al-rey-y-le-advierte

La pena aplicada no era moco de pavo, eran de seis años y un día a doce años de prisión; y en el caso de llegar a tener efecto la rebelión, la de prisión de doce años y un día a veinte años para los promotores de la misma.

A ver hoy día que me expliquen que les caería a Mas, el Kokomotxo y a laforcadel, y toda la caterva cómplice de chupópteros incluidos los concejales y alcaldes esgrimidores de bastones de mando que no quieren saber que la autoridad que ejercen emana del Pueblo Español, único dueño y sujeto propietario de la Soberanía Nacional.

jose-crespo José Crespo

One thought

  1. Ya te digo,sobre todo pensar que en la oposición esta podemos,madre mia,quien iba a creer,YO,añorar psoe en la oposicion…..increible,con podemos ya solo falta,como dijo alguien del pp,q nos esperemos ordas pseudochavistas tomando el congreso o decretando la independencia de to….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s