Homenaje a Sylvia Kristel en blanco y negro con rosas rojas y su banda sonora

Hoy hace cuatro años que Sylvia Kristel murió mientras dormía en el hospital. Y la recuerdo de nuevo en blanco y negro porque su color estaba matizado por los gustos del “flou” en los setenta. Esa pálida suavidad de las nubes que disimulan el sudor, atemperan la luz día, y así, permiten la ensoñación fingida de los placeres. Ese blanco y negro de tan triste realidad del postfranquismo que es sin embargo el color de erotismo. Para siempre, como me recuerdan mi amigos Menéndez y Sandoval.

Sylvia en el avión

La quiero recordar en blanco y negro porque “Emmanuelle”, una de las películas francesas de mayor éxito de taquilla jamás producidas, se estrenó en la España del banco y negro social, una tosca, injusta realidad, que ahora estamos dispuestos a alcanzar de nuevo, con la paradoja de la alta definición y las libertades que abanderan las nuevas tecnologías. Con esa pesadez industrial de la vuelta de tuerca que proclaman falsos ideólogos y sus  espirales malditas del mito del eterno retorno.

Homenaje rosas rojas a Sylvia Kristel

Sylvia Kristel  murió hoy hace cuatro años a los sesenta pero Emmanuelle no morirá nunca. La película que se estrenó en 1974 y se proyectó en Europa durante trece años, para muchos españoles está asociada inconscientemente a la transición política y a la promesa interesada de la libertad sexual. Por eso hoy, la recuerdo, de nuevo, en blanco y negro pero le dedico unas rosas rojas a juego con los labios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s