Si vis pacem por José Crespo: El Rollo de Poblet y la Secuencia Real Aragonesa. La historia de la España viva

el-rollo-de-los-reyes-de-aragon-y-condes-de-barcelona
En esta imagen se presenta comprimida la lista tomada DEL ROLLO DE LOS REYES DE ARAGÓN Y CONDES DE BARCELONA, El largo y estrecho rollo de pergamino documento gráfico que con su longitud cercana a los tres metros y medio, se conserva en el Monasterio de Poblet y que es algo más que una reliquia de otros tiempos, es Historia de España viva. Quizá se realizó para poder exhibirse ocasionalmente en los salones de las residencias reales, pero su contemplación y lectura requerían detenimiento y una cercanía apenas compatibles con un emplazamiento en un muro de una gran sala.

mapa-de-la-corona-de-aragon
Su confección en algún momento del reinado de Martín el Humano obedeció a intenciones que conjugaban el recuerdo de la historia a través de las imágenes de sus protagonistas, la exaltación de la dinastía fundamentalmente junto con la celebración de su continuidad ininterrumpida y la ejecución de una brillante obra de arte representa el linaje de los Reyes de Aragón y de los Condes de Barcelona que habían protagonizado gestas cuyo recuerdo conservaban las crónicas en la recuperación de la Hispania Romana como españoles que eran y señores de la Marca Hispánica. Reyes, condes y súbditos, llamados todos españoles, junto a castellanos, leoneses y navarros, por los sucesivos Papas quienes desde la Santa Sede, auténtico órgano arbitral del derecho internacional de la época, les conminaban para que como tales no acudieran a las Cruzadas a Tierra Santa, sino que les ordenaban permanecer en la Cruzada peninsular para la recuperación de Hispania.

las-cruzadas
Ramón Berenguer I (1023-1076) representado con el emblema de la cruz llana de gules en campo de plata atribuidas como armas personales en una edición de los Usatici de Barcelona del primer tercio del siglo XIV. La cartela reza: “En Ramon Berenguer comte e marches de Barchelona apoderador d’Espanya “, esto es Ramón Berenguer, conde y marqués de Barcelona, apoderador de España.

El linaje de los Reyes de Aragón y la estirpe de los Condes de Barcelona, aquí representados, habían protagonizado gestas cuyo recuerdo conservaban las crónicas en la recuperación de la Hispania Romana como españoles que eran pues así se les llamaba desde la Santa Sede.

rollo-genealogico-de-poblet
El Señal Real en el Libro del conocimiento (h. 1385), que muestra un escudo de oro palado de gules referido en el texto: «Partí […] e fui al reinado de Aragón, un reino muy viciosso e abondado. E fallé en él cinco cibdades grandes. A la mayor, do coronan los reyes, dizen Çaragoça. A la otra Valenzia, a la otra Tarragona et a la otra Barçalona e a la otra Tortosa. […] E el rey dénde ha por señales nueve bastones amarillos e bermejos atales». NOTA: un reino muy viciosso e abondado… quiere decir fragoso con abundancia de riqueza, y abondado cargado de bondades. Es que hay gente que cree que es el significado actual de vicioso.
Estas imágenes están tomadas del Rollo Genealógico de Poblet aparecen las figuras de todos Reyes de Aragón y Condes de Barcelona, hasta el propio Martín I y su hijo, Martín el Joven, rey de Sicilia y primogénito de la Corona de Aragón, lo cual demuestra que la obra se había realizado antes de su muerte acaecida el 25 de julio de 1409, cuando la continuidad de la dinastía estaba aún encarnada en el rey de Sicilia, entonces victorioso en su campaña para asegurar el dominio aragonés en Cerdeña. Hay quienes insisten, en la línea de la perversión histórica, en citarlos como los “condes reyes” a partir de Alfonso II (citado por algunos como Ramón Berenguer V, ¿?), cuando lo cierto es que lo que continua es la secuencia real aragonesa tal como se cita en la Cronica Regum Aragonum et Comitum Barchinone, procedente de San Juan de la Peña y hoy en la Biblioteca Nacional de París (ms. 1684), que puede datar de fines del siglo XIV o principios del siglo XV. Los condes no van coronados, llevan espada y una palma, Los condes en vez de pomo y cetro llevan espada y con ella se simbolizaba también la justicia y el poder.

la-espada-en-la-mano-derecha
Peón aragonés, Siglo XIII Iglesia de San Fructuoso de Bierge

Todos los condes, salvo Ramón Berenguer IV, empuñan la espada en la mano derecha y, careciendo de cetro o pomo, tienen a veces en la izquierda una palma o una flor. Ramón Berenguer I sostiene en su mano izquierda un libro como atributo particular, alusión probable a la compilación de los Usatici Barchinone o Usatges, las normas que regían la estructura feudal barcelonesa. Su hijo y sucesor, Ramón Berenguer II parece llevar también en su mano izquierda un volumen, reemplazado luego por una palma a resultas de una enmienda del miniaturista.

matrimonio-en-la-alta-edad-media
La reina Doña Petronila y el conde Ramón Berenguer en el Rollo de Poblet.

Los reyes incluida Doña Petronila van coronados y con los atributos reales, cetro y la esfera. Pedro IV, lleva pendiente del cinto la daga o punyalet que siempre le acompañaba y que luego se ha convertido en una de sus señas de identidad en el imaginario colectivo de la historia de la Corona de Aragón.

jaime-rey-de-aragon
Hay quienes ubican en primer lugar el título de Conde de Barcelona seguido del de Rey de Aragón…, cuando el título condal debe ser el último. Son los mismos que hablan de la falacia …de los “condes-reyes” (¿?)

Ramiro II el monje va tocado con prendas religiosas y su corte de pelo es monacal, tampoco su capa va forrada de rojo. En el rollo de Poblet aparecen, los que aquí vemos seguidos, los once condes de Barcelona (Wifredo el Velloso, Wifredo II, Mirón, Senifredo, Borrell, Ramón Borrell, Berenguer Ramón I, Ramón Berenguer I, Ramón Berenguer II, Ramón Berenguer III y Ramón Berenguer IV), y en los reyes herederos del condados barcelonés y mal llamados “condes reyes aragoneses” (Alfonso II el Casto, Pedro II el Católico, Jaime I el Conquistador, Pedro III el Grande, Alfonso III el Liberal, Jaime II el Justo, Alfonso IV el Benigno y Pedro IV el Ceremonioso), a los que se añaden en el pergamino los cinco reyes privativos de Aragón (Ramiro I, Sancho Ramírez, Pedro I, Alfonso I y Ramiro II, más la reina Petronila, esposa de Ramón Berenguer IV). El matrimonio de ambos, que sellaría la unión definitiva de la casa condal de Barcelona a la corona real de la dinastía aragonesa, se conmemora en el pergamino con la convergencia de los dos troncos en dos círculos secantes que rodean a Ramón Berenguer IV que aparece como conde y a Petronila como regina: el conde ofrece el anillo de su alianza a la reina que está embarazada hecho que se aprecia en su postura y aspecto, aunque hay contumaces en el absurdo que afirman “Petronila parece inclinarse con gesto de reverencia hacia el conde de Barcelona”.

Conviene recordarlo frente a los que se inventan una historia a costa de romper el legado común.

José Crespo José Crespo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s