A propósito de los “Ciberdepreddores”, la Justicia y las responsabilidades, por Paula Janer

Un agente de Policía revisa un ordenador en el marco de una operación contra la pornografía
Un agente de Policía revisa un ordenador en el marco de una operación contra la pornografía

¿Quién no se ha hecho eco, estos días, de la noticia sobre la detención de otro acosador y pederasta a través de las redes? Yo me encuentro entre quienes sí pero por si a alguien se le ha escapado…

“Ciberdepredador sexual” es como lo ha denominado la Policía Nacional, asusta, y no sabría valorar que me indigna o escandaliza más, si la noticia de su detención o que el juez lo pusiera en libertad, tan solo 24 horas después y a pesar de sus antecedentes: tres por corrupción de menores y uno por exhibicionismo. También se le imputan delitos como el de producción de pornografía infantil. Casi nada!

ciberacoso-y-su-relacion-con-el-derecho-al-olvido

Me molesta especialmente y escapa a mi comprensión la decisión y actuación de ése juez al que calificaría de inepto y carente de conciencia. Por educación me voy a ahorrar otros calificativos y al que, por prudencia, no calificaré de casi cómplice. Ante la falta de, tan siquiera un ápice, de empatía para con los afectados, no dejo de preguntarme si él tiene hijos…

Resulta que un malnacido, un pederasta con antecedentes, acosa a más de 100 niñas entre 10 y 14 años; se le incautan 120.000 imágenes, 800 vídeos, más de 6.000 números de teléfono ¿y lo deja en libertad? Sí, con cargos, pero al ritmo que funciona y resuelve la justicia, también con tiempo y oportunidad para seguir delinquiendo. No olvidemos que, encima, hay que calificarlo como “presunto”, como si con semejante curriculum y con todas las pruebas que lo inculpan, mereciera que se le concediera el beneficio de la duda, la presunción de inocencia.

Amanda todd quien se tomo una foto mostrando sus senos y se la envió aun amigo desconocido que des pues de de un año la amenazaba ella no le contaba a nadie le pegaban la maltrataban le decían prostituta
Amanda todd una joven de 12 años sin preparación para enfrentarse a la gran jungla de Internet, comenzó con los clásicos contactos juveniles y terminó enseñando partes íntimas por la webcam tras ser amenazada. Unas imágenes que terminaron publicadas en Internet y a partir de ahí convirtieron la vida de Amanda en una tortura. Tres años después, Amanda se suicidó no sin antes subir a Internet un vídeo desgarrador que se ha convertido en un alegato contra el ciberacoso.

El modus operandi del “ciberdepredador” sigue un patrón que se repite una y mil veces y que, a pesar de la información y advertencias que a todos nos llegan, les sigue funcionando. El vocablo con el que se refieren a el es “grooming”, quizá convenga que lo retengan en su memoria. En este caso, el delincuente se hacía pasar por una adolescente, bisexual para más señas y que creo importante puntualizar, para ganarse la confianza de sus víctimas. Una vez conseguido ese objetivo, les pedía fotos íntimas a cambio de dinero, recargas de saldo, terminales de teléfono u otros regalos. Si en algún caso las adolescentes dudaban, sobre si podría tratarse o no de un adulto, procedía a enviarles la foto que ya había conseguido de alguna otra niña, con esos mismos argumentos y engaños. La investigación empezó en 2015 a raíz de la denuncia de una madre canaria, cuando descubrió que a su hija le habían pedido fotos íntimas, a cambio de recargas de saldo. Un año hasta que ha sido detenido y es que, para más inri, las investigaciones requieren su tiempo.

Pero ahora, dentro de mis divagaciones personales, aludiré a los otros e involuntarios “culpables” y entrecomillo para evitar ofender a nadie puesto que, no me cabe la menor duda, para ningún padre debe ser agradable encontrarse en semejante tesitura. No estoy juzgando, ni lo pretendo, a nadie. Soy consciente de que no siempre es fácil educar a los hijos, sobretodo en las etapas de rebeldía, pero sí espero que sirva como motivo de reflexión. En esa telaraña que suponen las redes sociales, en internet en general, pulula todo tipo de fauna sin control y que puede ampararse en el anonimato que proporcionan las redes, para llevar a cabo sus fechorías, con total impunidad en la mayoría de ocasiones.

Ciberdepredador que obtuvo material pornográfico de mas de cien niñas, detenido por la Guardia Civil en Toledo
Ciberdepredador que obtuvo material pornográfico de mas de cien niñas, detenido por la Guardia Civil en Toledo

Existen miles de páginas con contenidos no aptos para menores. Con intención de evitar que sucedan cosas como la que nos ocupa, también existen herramientas para el control parental y programas enfocados hacia el mismo fin, fáciles de descargar y gratuitos. Me cuesta entender que niñas de 10 años, tengan tanta libertad para acceder, de manera cotidiana, a cualquier red social, móviles o cámara con los que hacerse fotos y todo ello sin que, siendo susceptibles de resultar una presa fácil para cualquier depredador, estén sujetas a ningún control o supervisión parental. A esas edades algo así les puede parecer un juego. No alcanzan a entender bien a qué están jugando, ni a medir las consecuencias que posiblemente les acarreará, incluidos problemas psicológicos y traumas a posteriori. A los 14 años ya se es más consciente de las cosas y, por lo tanto, de lo que está sucediendo. Aún así resulta más fácil de lo deseable, tentar a una adolescente con regalos, dinero o todo aquello que les suponga un capricho y que quizá de otro modo no podrían obtener, sin ahondar en los motivos del “por qué no”.

ciberdepredador

Considero muy importante recordar, que son muchas las ocasiones en las que el contacto con el pederasta, puede ir más allá del chateo o el intercambio de imágenes, llegando en muchas ocasiones a traspasar lo virtual para quedar y conocerse físicamente. Luego está el que esas fotos o vídeos, acaben circulando libremente para vergüenza, burla y escarnio de la víctima. ¿Qué pretendo decir con todo esto? Pues que debería ser una cuestión de sentido común y responsabilidad, marcar límites, estipular pautas y supervisar, siempre, las actividades de los menores en las redes. Que no se puede, ni debe, pecar de exceso de confianza. Que los padres son un referente para los hijos, un modelo a seguir, y que por lo tanto no es compatible con ser su “mejor amigo”, nunca te lo contarán todo. Que educar no es fácil pero que la educación, lo que está bien o mal, lo que es correcto o no, los valores, se deben inculcar en casa y no delegar. En el colegio se imparten conocimientos y ayudan, por supuesto, pero el resto es obligación de los progenitores, no lo olviden. No se le puede dar a un niño, ni a un adolescente todo lo que pide para que, cuando se le niegue algo, no busquen la manera de conseguir por cualquier medio su capricho. Hay que explicarles las cosas de modo que las entiendan pero sin adelantarse a los tiempos que corresponderían a su edad y sin normalizarlas. Quizá de ese modo, una niña no considere como algo “correcto” o un “atenuante”, enviar fotos íntimas a otra adolescente porque es bisexual. Los padres no deben relajarse y dejar de ejercer cierto control, o todo el control posible, para evitar tener que lamentarse o sentirse culpables, si a sus retoños les sucede algo así. Proteger sin sobreproteger.

Desde mi humilde punto de vista, en este tipo de situaciones, ninguno de los implicados/afectados está exento de tener una parte de responsabilidad, excepto las víctimas. Dejemos de buscar culpables y achacar culpas a los demás; reflexionemos y valoremos más las consecuencias derivadas de una (nuestra) excesiva permisividad. Quiero destacar la campaña que está realizando EDUCO, tanto en televisión como mediante la publicación en diferentes redes sociales, precisamente para prevenir y evitar que sigan aconteciendo este tipo de abusos.

Paula JanerPaula Janer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s