Rey Viñas (Toposteo) y sus SINOPSIS: Imputa que algo queda

manuel-dominguez

Casi ná lo del ojo!…, y lo llevaba en la mano.
¿Qué le ha pasao maestro? –no es ná. Contestó Manuel Domínguez “El Desperdicios” y llevaba el ojo en la mano, del derrote que le había propinado “Barrabás”, al entrar a matar -vaya nombrecito para un astado-, de la ganadería de don Joaquín de la Concha y Sierra, allá en el Puerto, un 1º de junio de 1857.

No sé si la metáfora es acertada o no. Pero quizás, a toda esta farándula de artistas del trinque, que solo pisan moqueta y que nunca tendrán los arrestos suficientes para bajar al albero de los valientes, de los hombres, de jugarse la vida por derecho, honradamente, entre la bestia y el arte, la lealtad y su oficio, la perversidad y su función, podremos preguntarles:

monumento-a-gustavo-adolfo-becquer-en-sevilla
Monumento a Gustavo Adolfo Bécquer en Sevilla


¿Qué te ha pasado, amigo? Ya ves. Las “corná” que da la vida. Traiciones, venganzas. Como siempre. Como la repetitiva historia. ¿Qué te creías? ¿Superior? ¿Mejor? ¿Distinto a tus semejantes? ¿Más inteligente, quizás?…, pues mira: te han soltado en el ruedo enfangado de la corrupción, el latrocinio y la estafa, que tú conoces por pateado y usado, a un “Barrabás” bien armado. Caerás, no te quepan dudas. Rico, muy rico, gracias a tu cara dura y nuestra memez; enganchado por tu propia hipocresía, la de los demás, y crucificado. Pero como Gestas que fue el ladrón blasfemo.


Tú y tantos como tú, que os creéis intocables, a salvo, dotados de un poder especial que os protege de todo peligro. Vamos, raza privilegiada, más digna y con más derechos que el resto de los mortales.

Crees tenerlo claro: te ampara tus leyes, tus guardias, tus pistolas. Pero, vaya por Dios, se te ha colado la cabrona fiera en un descuido. Como a tantos otros ha de suceder. Y lleva la cornada dada, aunque la niegue e intente ocultar su gravedad en un amago por escapar de la verdad, de la justicia y de lo justo. De esa verdad, de esa fiesta nacional, festín debemos decir en rigor, que todos estos años te han permitido llenar tus bolsillos de dinero fácil, de patrimonio, lujos y posición privilegiada.

Porque hasta ahora en ese toreo de salón, habéis utilizado un trapo pestilente, la bandera del canalla, y un carro con los cuernos de cartón de un burriciego y resabiao. Pero se acabó, en adelante os usaremos como cabestros de vuestra propia manada. Si acaso servís para emular a tan noble animal.

Rey Viñas Rey Viñas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s