Desde el país de las maravillas, Miguel Bosch: Hoy, entre la espada y la pared de los asesinos del pueblo y la democracia débil

Otegi el falso hombre de paz

Un lamento profundo a este lado del espejo social que en Cataluña han lobotomizado ya para el esperpento los sectarios independentistas. Y un suspiro de angustia al no poder contestar una simple pregunta: 

¿Cómo pasean por el parlamento catalán a la representación de aquellos que han asesinado a una parte del pueblo?

Queda claro ya en este país de las maravillas que nuestros parlamentarios locales no representen al ciudadano pacífico, al vecino  constitucionalista, ni al que respeta la convivencia ni al que paga sus impuestos.

Nos insultan hoy. Nos escupen a todos y cada uno de los solidarios con las víctimas. Un agravio que debería examinarse desde el poder judicial.

En nuestro país vecino, Francia esto no existiría. En el Parlamento Europeo, Otegi se llevó un merecido vacío en la sala, y aquí,  en la insurrecta Cataluña, por culpa de una minoría popular, pero con mayoría parlamentaria, será el asesino aclamado.

Conozco la reacción de Ciudadanos y del Partido Popular Catalán, y también la del PSC y ninguna empatiza con la reacción popular de mis vecinos callados, que es en esencia de desprecio ante este criminal y de decepción ante una democracia tan débil que no es capaz de defender las esencias de la mayoría. 

Miguel Bosch Miguel Bosch

2 thoughts

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s