Skip to content

El Código de Hammurabi, la Justicia y el necesario sentimiento de orden social

28 agosto 2012

Leo con asombro algún comentario de la noticia del giro que ha dado el caso de los niños perdidos de Córdoba, Ruth y José, gracias a los dos informes antropológicos que confirmarían el crimen atroz del padre José Bretón…Hay quien reclama la pena de muerte. Otros la cadena perpetua, mientras algunos apelan a la sensatez o los peligros que encierra el concepto del ojo por ojo y diente por diente.

De vuelta a Madrid compruebo que la Justicia española está produciendo verdaderos quebrantos en la ciudadanía. Una justicia secuestrada por los políticos en el caso del asesino terrorista Bolinaga, cuyo excarcelamiento se ha convertido en infame moneda de cambio. Una justicia, en esencia, en minúscula, injusta, de leyes que dejan en libertad por ejemplo a los asesinos de la menor Sandra Palo después de haber visitado diez años la cárcel.

En mi última visita al Louvre he admirado el basalto esculpido con el Código de Hammurabi y me sorprende lo poco que hemos avanzado en cuatro mil años de historia. Allí está redactado uno de los conjuntos de Leyes más antiguos que se conocen que en esencia significa la inspiración por el sentimiento de orden social. Porque si la Justicia no se percibe como justa o igualitaria para todos, cualquier sociedad se queda coja.

Leo las cerca de 300 leyes escritas en piedra y muchas me llaman la atención reseño una. La Ley tercera dice:Si uno en un proceso ha dado testimonio de cargo y no ha probado la palabra que dijo, si este proceso es por un crimen que podría acarrear la muerte, este hombre es pausible de muerte. Y recuerdo que aquí, tras los informes de la Forense de la Audiencia Nacional y el de la Fiscalía, en el caso Bolinaga, nadie ha dicho nada de ese otro informe anónimo de algunos médicos que escribieron falsamente que el asesino padecía un cáncer terminal. Hammurabi les enjuiciaría por falso testimonio. Por mentir en un proceso.

About these ads
One Comment leave one →
  1. Juan Manuel permalink
    29 agosto 2012 9:26

    Tantos cambios, y aparentemente siempre para peor.
    Nunca, o en la inmensa mayoría de casos, parecidos a los que mencionas, una enorme cantidad de ciudadanos, pese a poder compartir las conclusiones judiciales, no estamos satisfechos con las penas aplicadas a los culpables de las mismas, si bien no tenemos más remedio, ya que están dentro de la legalidad jurídica, que rige en este país.
    ¿No será hora de cambiar dicha jurisprudencia?
    Desde mi punto de vista, SI.
    Un abrazo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.062 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: